domingo, 23 de octubre de 2016

PIXAR


PIXAR: UNA FÁBRICA DE HACER JOYAS

Hace unos años, el hecho de ir al cine con los niños parecía un trámite que había que pasar para que ellos pasaran un buen rato o, en todo caso, para ver una película de Walt Disney, que a muchos adultos no gustaban por ser "demasiado para niños". Desde hace casi veinte años gracias a Pixar, estudio cinematográfico de animación, ir al cine a ver una película de dibujos puede ser un deleite, e incluso un disfrute igual o superior que para el pequeño de al lado.

Pixar comenzó su andadura con un largometraje inolvidable como fue Toy Story (1995). Las aventuras de los muñecos de un niño cuando nadie los ve, fue una auténtica revolución. Ya, con esta historia, nos dimos cuenta de cual era su secreto: hacer películas para niños, pero de manera que los adultos también lo gozaran. Haciendo guiños o creando situaciones que, quizás los niños no entendieran o pasaran por alto, pero que producían en los mayores sonrisas e incluso pequeños arañazos en el corazón. ¿Quién no se ha emocionado con los primeros diez minutos de Up? El nacimiento y vida de un matrimonio compuesto por dos seres geniales y aventureros hará que nuestra introducción en la película sea desde la tristeza. Una melancolía que seguramente no verán los pequeños, y que se quedarán simplemente con las peripecias de ese anciano, que hace volar su casa con globos, y las de su predispuesto y pequeño amigo. También serán auténticas maravillas Buscando a Nemo, ese pequeño y perdido pez payaso con una atrofiada aleta derecha, y Los increíbles, una familia que vuelve a recuperar la vitalidad cuando vuelve a su estado natural, es decir, la de ser superhéroes. Luego vendrían Ratatouille, la rata cocinera y WALL-E , esa emotiva historia de amor entre dos robots ambientada en un futuro en que la tierra ha sido asolada y abandonada por el ser humano, y sus andanzas para salvar el mundo y la naturaleza.

La última que he visto ha sido Inside out (Del revés) una película bastante compleja, si arrascamos un poco la superficie, en la que se muestra como funcionan los sentimientos de una niña y los distintos estadios por los que pasa (tristeza, ira, alegría, miedo y asco). Estas emociones, que están representadas por distintos personajes, tienen la misión de orientarla por la vida.


Pixar tiene 17 películas en su haber. No todas de la misma calidad por supuesto. He mencionado las que a mí mas me han gustado (seguro que me dejo más de una en el tintero). Aconsejaría al que no ha visto películas de Pixar todavía, que no se deje llevar por los prejuicios y se embarque en estas aventuras que seguro no le dejarán indiferente. Las películas de Pixar tienen la formula secreta para encogerte el corazón o para provocarte una carcajada. Todo ello fruto de la genialidad de los grandes creadores que están detrás de todas estas historias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haz un comentario