domingo, 10 de junio de 2018

LIBROS: LA MUJER EN LA VENTANA-MAR BLANCO-YA NO EXISTEN JUNGLAS ADONDE REGRESAR







LA MUJER EN LA VENTANA (2018)

A.J. Finn (Nueva York)


Al leer esta novela he tenido la sensación una vez más (una entre muchas) de déjà vu. Cuando una historia ha tenido éxito y se ha convertido en un best seller (término que no es malo en sí mismo), se suceden una serie de novelas que quieren contener la misma esencia, repiten los mismos perfiles protagonistas, el mismo ritmo narrativo. Desde que leí a la genial y retorcida Gillian Flynn en Heridas abiertas y sobre todo en la maravillosa Perdida, he tenido la ocasión de tener entre mis manos dos o tres novelas que siguen en mayor o menor medida este patrón de manera vaga pero identificable. Me pasó con la entretenida sin más La chica del tren y me acaba de pasar con La mujer en la ventana. En concreto, en estas dos últimas novelas, quitamos un poco de allí y ponemos un poco de acá, y tenemos a una mujer protagonista cuyo pasado fue más o menos agradable con algún que otro problema, y su presente es caótico y se haya a la deriva. Todas sus circunstancias las ahoga en alcohol (mucho alcohol), y llega un momento en que es testigo de un hecho espeluznante pero inverosímil para los que la rodean.

En principio no sabemos muy bien que ha pasado con Anna Fox, pero el caso es que actualmente vive sola en un apartamento de Nueva York con una incapacitante agorafobia. Una situación provocada por un pasado reciente que cuando asoma la patita resulta previsible de tan mascado. Se dedica a espiar a sus vecinos, y esto un día le lleva a observar un suceso escalofriante (la referencia a La ventana indiscreta de Hitchcock es tan evidente, que hasta el escritor se lo hace reconocer a la protagonista). Es cuando se desata la tormenta y el escritor nos lleva por un juego de realidad y alucinación que al final se desentrañará.

El ritmo es ágil y trepidante, es lo que se suele decir en estos casos. Se lee en un pis pas a pesar de ser un tochaco, pero realmente te llegas a plantear en muchos casos si realmente está pasando algo o estás perdiendo el tiempo. Eso lo decidirá el lector cuando acabe la novela. Lo que más me ha gustado es que la protagonista es una adicta al cine clásico de suspense y novela negra. En este sentido, las constantes referencias al tema hacen la novela más agradable en algunos momentos. Un thriller psicológico (je, je) de manual, con una campaña de publicidad increíble (los calificativos a la excelencia de la novela tanto en la portada como en la contraportada, solapa y contrasolapa son incontables) que tiene cosas buenas, cojea en otras, y poco más, la verdad.



MAR BLANCO (2018)

Claudio Giunta (Turín, 1971)



Tres jóvenes florentinos desaparecen en las islas Solovskí, una zona climatológicamente hostil al norte de Rusia, cerca del Mar Blanco. Habían acudido allí a colaborar en la restauración de un monasterio, proyecto financiado por la UNESCO. El lugar también fue en su día, el escenario para el establecimiento de los escalofriantes gulags del antiguo régimen soviético.

Dadas las condiciones del lugar y a falta de información, tanto la policía italiana como la rusa están a punto de cerrar el caso y considerarlo muerte accidental. Pero el periodista freelance Alexander Capace, viendo algún hilo por donde tirar, decide hacer una investigación por su cuenta desplazándose al inhóspito enclave.

Se ha hablado mucho de que esta novela tiene reminiscencias de El nombre de la rosa y he de decir que nada que ver, salvo que la narración tiene un monasterio como coprotagonista. Creo que la brillantez y la complejidad de un clásico como es El nombre de la rosa, es difícil no ya de superar, sino de igualar.

Esta novela es una historia bastante original e interesante que se debate entre el misterio de la desaparición de los jóvenes y la crisis existencial que está viviendo el protagonista. Él es un treintañero, que no acaba de despuntar en su trabajo, que está a punto de divorciarse, y que no sabe cómo redirigir su vida. Es de esos libros donde el suspense tiene un protagonismo a veces secundario, sobre todo cuando se para a dibujar la sociedad (en muchos casos de la clase alta florentina) o realizar retratos psicológicos, como el que hace de la madre de Enrico, uno de los desaparecidos, que me ha parecido de lo mejorcito de la novela. También la evolución del protagonista principal, muy alejado al principio de los chicos desaparecidos, y que comienza a sentir un acercamiento e identificación hacia ellos, sobre todo a raíz de la lectura del diario  de Enrico. Descubrirá una personalidad no tan alejada de él mismo y que le hará obsesionarse aún más con la historia.

Un relato donde pasado y presente se entremezclan, en una ambientación poco habitual en la novela negra y que hace aún más inquietante el desarrollo y desenlace del enigma. Pero sobre todo es una búsqueda del propio ser a través de acontecimientos que se van sucediendo y que son a veces como puzzles que van forjando la identidad del protagonista.



YA NO QUEDAN JUNGLAS ADONDE REGRESAR (2017)

Carlos Augusto Casas (Madrid, 1971)


Esta es una de las novelas que más me ha sorprendido de las últimas que he leído. No estoy muy familiarizada con ciertas etiquetas que se le dan al género, pero en el prólogo se la califica como una hard boiled. Desde luego, después de leer la novela, encaja perfectamente en este estilo: sexo y violencia a cascoporro  como hilo conductor. Y todo sin remilgos, ni delicadeza, ni filtros. A bocajarro. Con lenguaje obsceno y provocador. En este sentido, me recuerda mucho a un libro que leí hace poco, que me encantó y que recomiendo (dentro de este contexto, eso sí) que es Sesenta kilos de Ramón Palomar.

Tengo que reconocer que me sorprendo a mí misma muchas veces en mis gustos y más teniendo en cuenta que el otro día hice un test en Internet (¿por qué, Dios mio?), y me salió que era una PAS (persona altamente sensible), y por lo tanto no proclive a estas lecturas y tal… Bueno será que la incoherencia y la contradicción son otros de los rasgos de mi personalidad.

Volviendo al lío, la narración es una historia de venganza, casi épica. La de un anciano Teo, el gentleman, que decide ajustar cuentas con los asesinos de Olga, una prostituta con la que le gustaba charlar y pasar la tarde. Con poco que perder y este objetivo anclado en su cabeza, iniciará un recorrido de destrucción y muerte al más puro estilo Tarantino. La novela tiene unos secundarios sorprendentes, como es ese sicario que tras su trabajo vuelve al hogar con su familia feliz de clase media, o esa inspectora nada estereotipada que deja mensajes de voz en el móvil de un marido que no acaba de regresar a casa.

Violencia, soledad, humor y excesos cohabitan en esta novela corta que se lee en un suspiro y tiene vocación de minoritaria, lo cual me lleva a la conclusión de siempre con la que todo el mundo no estará de acuerdo: me encuentro más a gusto en ese mundo peculiar y con personalidad que no busca gustar a todo el colectivo o masa en general. Y también me lleva a una reflexión al margen de estas novelas y que cada vez tengo más clara, y es que el entretenimiento también es calidad (lo que mi cabeza asume como calidad). Últimamente no concibo el uno sin la otra y la otra sin el uno.


18 comentarios:

  1. Muchas gracias por tus reseñas Ziortza, siempre es bueno que, cuando el tiempo escasea, nos faciliten el camino jajaja,... y de las tres propuestas que haces creo que me voy a quedar con Mar Blanco,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, Norte! A mí las dos últimas son las que más me gustaron y Mar blanco tiene un plus histórico bastante interesante.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Ziortza, sin ningún género de dudas me quedo con la tercera novela que si además de contener reminiscencias tarantinianas, es sencillamente distinta, para mí ese es el punto clave incluso por encima de géneros literarios.

    La mujer en la ventana, por las referencias cinematográficas también me gusta, aunque coincido en que la narrativa tipo La chica del tren comienza a ser un poco plastuza por repetitiva :-).

    Un tres por uno muy marca de la casa, y por lo tanto una lectura muy amena e interesante siempre. Besos y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, conociendo un poco ya tus gustos, yo también creo que es la que más te gustaría, a mi me sorprendió mucho y tiene un punto muy irreverente que la hace atractiva, y tiene ese regustillo tarantiniano.
      La mujer en la ventana tiene ese punto cinematográfico, pero en mi opinión a pesar de esto, es bastante más floja que las otras.

      Muchas gracias por tus palabras y tu visita, Miguel.

      Un besazo muy grande.

      Eliminar
  3. Ninguno de los tres me ha entusiasmado mucho, para serte sincera.
    Mis últimas lecturas también me defraudaron bastante, parece que me estoy poniendo crítica o no encuentro una temática que me enganche. :(
    Muy buenos tus análisis, Ziortza.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que la temática de las novelas no te interese. La primera no es para entusiasmar precisamente y las otras dos, a pesar de que a mi si me han gustado bastante (sobre todo la tercera), entiendo que son especiales y no para cualquier gusto. A mi también me cuesta mucho encontrar temas que me sorprendan últimamente, ¡seguiremos buscando! Si no siempre podemos recurrir a los clásicos de siempre...
      Gracias por tu visita, Mirella.
      Un besazo, guapísima.

      Eliminar
  4. A veces pienso que quizá hemos llegado a un punto en que la originalidad, si no imposible, es muy difícil de conseguir. Lo mismo ocurre en el cine, pues vemos películas cuyo argumento nos resulta excesivamente familiar al de otras producciones anteriores. Lo que ha resultado un éxito se convierte en un filón para los que no encuentran nada nuevo bajo el sol. Pero se siguen escribiendo novelas y las hay realmente originales. En el mundo de la música, siempre me ha llamado la atención cómo puede ser que con tantas canciones y temas musicales como se han escrito desde el principio de los días y solo se den, muy de vez en cuando, verdaderos plagios. Cómo un número limitado de notas no haya cubierto todas las combinaciones posibles. Eso significa que si uno se lo propone, todavía hay campo para crear algo nuevo.
    Yo también creo que si no hay entretenimiento no vale la pena leer. La lectura de una novela (otra cosa es el ensayo) debe producir, ante todo, diversión, o distracción, pasar un momento agradable. Hay "tochos" indigeribles escritos por eminentes escritores. Yo paso de ellos.
    De las tres novelas de las que nos has hablado, me quedo, sin dudarlo, con Mar blanco. Tomo nota.
    Un abrazo, Ziortza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la originalidad hoy en día está en la forma quizás de contar las cosas, ya que todo está dicho, me da la sensación. Pero, a veces, no sé si te ocurre a ti, pero yo aunque lea una historia que puede ser la misma de siempre, si me la cuentan con sensibilidad, de una forma que me emocione de alguna manera, ya me ha ganado. Pero parece que lo más fácil es "copiar" (por decirlo así) lo que ya ha tenido éxito sin aportar cosecha propia. Como dices, Josep, la capacidad para producir algo novedoso todavía está ahí, hay que descubrirlo, simplemente (que ya es mucho).

      Muchas gracias, Josep, por tu atento y espléndido comentario.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Ziortza,
    Te doy la razón, cuando una argumento tiene éxito, más tarde este se explota. Y parece que mimetizas en lectura.
    Me quedo con Mar Blanco, me ha parecido interesante, bueno, cuando has dicho lo de búsqueda del propio ser y forjando la identidad del protagonista. Apuntado queda.
    Muchas gracias por las reseñas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Irene. Parece que Mar blanco está ganando por goleada, jaja. La verdad es que es una novela muy completa que no tiene un género específico a pesar de tener un misterio y demás.
      Un besazo, guapísima.

      Eliminar
  6. Hola Ziortza:

    Voy a ver si encuentro un ejemplar de "Mar Blanco" que despues de leer tu entrada me han entrado ganas de leerla.

    Buena reseña y gracias por la idea.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, J., espero que si la encuentras y la lees te guste.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Hola, Ziortza.
    Veamos, confieso que son pocos los best- sellers que me hayan gustado realmente. Es cierto que no necesariamente este tipo de literatura es de mala calidad, pero es verdad que llegan un punto en que se pierde la originalidad y los argumentos se vuevlen simplones y los personajes planos. También es cierto que no soy muy fan de la novela negra, pero oye, el año pasado leí "Los hombres que no amaban a las mujeres" (que es best-seller y negra, toma ya), y me gustó mucho. Así que es mejor evitar los prejuicios que una tenga, que siempre hay algo que merezca la pena.
    Tal vez, en este momento buscaría algo como la tercera lectura. Yo también soy sensible y tengo cierta intolerancia a la sangre y la violencia gratuita, pero también es verdad que últimamente busco salir de mi zona de confort y leer cosas diferentes.
    Pasa un buen día, guapísima.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los best-seller tienen algo, y es que al final de tanta publicidad a veces acabamos cayendo en la trampa. Y sí que es cierto que ese cebo a veces es justificable porque nos encontramos ante una gran obra, pero la mayoría de las veces..., aún así a veces leo este tipo de libros por si salta la liebre. Y si no fíjate en la saga Millenium con Los hombres que no... y las dos posteriores, que fueron superventas pero son novelas de gran calidad, me encanta el personaje de Lisbeth Salander.
      Si quieres salir de tu zona de confort, seguro que con la tercera lectura lo conseguirás, jaja, es un libro muy "especial"
      Muchas gracias por tu comentario, Sofía.
      Un besazo y feliz día, guapa.

      Eliminar
  8. Hola, Ziortza.
    De las tres reseñas, la que más me ha llamado la atención en la primera, que es la que me apunto. Yo no sé si seré una PAS (aún no he hecho ningún test por internet, jaja) pero sé que en estos momentos no me apetece mucho tanta dosis de realidad, ni de violencia gratuita. Y no es que me de miedo salir de mi supuesta zona de confort, es que en estos momentos de mi vida... ¡¡se está tan a gustito en ella!!
    Eso si, las reseñas, geniales las tres. Y con humor, como a mi me gusta.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Chari! La primera novela es de ese tipo que enganchan y depende de las expectativas de cada uno puede defraudar o no, creo que es de esas novelas que tienen o buenas o malas críticas. Yo no diría ni lo uno ni lo otro, este caso es bastante subjetivo.
      La tercera, aunque la violencia y tal pueda echar para atrás, lo cierto es que no se lee a disgusto ya que tiene una ironía y un humor negro que la hace bastante atractiva (al que le guste esto, claro).
      Muchísimas gracias por tus palabras, guapa.
      Un besazo muy grande.

      Eliminar
  9. A ver, por partes jajaj
    bueno primero, últimamente mi constancia en el blog deja mucho que desear y por eso a veces paso días sin entrar y luego me he de poner al día, pero ya ves que no me pierdo una entrada!! Ya sabes cómo voy en el trabajo y mis horas :'(
    Después, no sabía lo que era un Hard boiled, pero creo que lo he entendido bastante bien ;)
    Sobre los test de ineternet me ha hecho mucha gracia porque yo a veces también los hago pero no sé hasta que punto esto es fiable jajajaja depende del test desde luego, pero siempre pienso igual que tú "por qué dios mío????" jajaja
    Ahora respecto a las novelas, entiendo lo que dices de La mujer en la ventana, de hecho había visto el libro pero no me ha llamado demasiado la atención, y mira que me imaginaba algo tipo la ventana indiscreta. No sé a ti, pero a mí me pasa últimamente que me cuesta encontrar calidad, cuando abro el libro y veo el tamaño de la letra o el argumento me imagino lo que puedo esperar.
    De los tres libros el que más me llama la atención es Mar blanco, porque es el que me parece que los personajes tienen más peso.
    Un besito guapa, muy buenas reseñas!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Guapa! No te preocupes porque no puedas pasarte, sé que sueles estar muy ajetreada, hazlo cuando quieras o puedas.
      Bueno yo tampoco es que me fie de esos test, lo que pasa es que los veo y no puedo evitar hacerlos muchas veces aún a sabiendas que son una trampa, jeje. Yo creo que son un pasatiempos absurdo más que otra cosa...
      Lo cierto es que yo a veces caigo con este tipo de libros, porque alguna vez (pocas) te encuentras con algo bueno a pesar de estar ideado para vender más y más ejemplares (recuerdo la saga Millenium, por ejemplo, que es bastante buena), pero también es verdad que por lo general mis lecturas van por otro lado.
      Muchas gracias por tu cariñoso comentario, guapísima, eres siempre muy atenta.
      Un besazo muy grande.

      Eliminar

Haz un comentario