miércoles, 27 de junio de 2018

MICRORRELATOS: ANTES DE LA BATALLA-RELATIVIDAD-DESHUMANIZACIÓN



ANTES DE LA BATALLA





Ahora que ha llegado el momento. Ahora que el jefe supremo del ejército cartaginés ha conseguido reunir cuarenta mil hombres, entre los que me incluyo, y casi cuarenta elefantes. Ahora que podrá realizar su gran expedición a través de los Pirineos y los Alpes, y saciar su odio aprendido y acumulado contra los romanos. Ahora, mi querida compañera, es cuando las fuerzas me fallan. Es cuando luchar se ha convertido en zozobra. Soy un hombre atormentado.

Es incomprensible cualquier guerra, cuando mi único amor no está en la tierra por la que lucharé, no está en conquistar el mundo, sino en una vivienda humilde, pero acogedora. En la piel suave de una mujer, no en la rudeza de las contiendas.

Cuando el frío y el desfallecimiento se apoderen de mí, miraré hacia atrás y creeré vislumbrar una ciudad. Sentiré estar en tu lecho, mientras unos brazos me acunen y unos labios me susurren: "Has vuelto a Qart Hadasht*". Y entonces, convertido en una nueva apariencia, soñaré pisar el suelo junto a ti, cartagenera, mientras el viento traiga el murmullo de una antigua batalla y el grito de un general que no sabrá mantener su victoria.



*Quart hadasht: Antigua Cartagena en época de Anibal, el jefe de Cartago que partió hacia Italia con sus elefantes en la famosa expedición en 218 a.C. Anibal cayó, y con él Quart hadasht, a manos de Roma.

  

RELATIVIDAD

(CARTA DE TU ASESINA)



No me gusta el presente. Así que he decidido vivirlo en el futuro. Voy a hacer un viaje interespacial. Sí, esos que están tan de moda ahora. El tiempo es relativo y me han asegurado que un día ahí arriba equivale a un año aquí abajo. Me iré dos meses. Cuando vuelva me habré ahorrado sesenta años. Muchos habrán muerto, y sé que sufriré, pero me queda el consuelo de que entre ellos estarás tú. Es una forma de "asesinato" bastante peculiar, lo reconozco, pero no me queda otra. O tú o yo. 
Cuando vuelva a la tierra observaré el cielo nocturno, escogeré un grupo de estrellas y les pondré nombre. El tuyo no estará entre ellos. Ellas me guiarán. Cuando haya disfrutado el tiempo justo sin ti, cuando mi pelo esté lo suficientemente alborotado, y mi cuerpo convenientemente relajado, entonces sí, es cuando pensaré en bajar al infierno, ese que no es tan diferente del que diseñaste para mí y allí, ya sin miedo, podré observar tu cara de zopenco y sonreír tranquila. 


DESHUMANIZACIÓN





Empezamos con la presentación. Uno a uno nos levantábamos, hacíamos un breve resumen de nuestra vida, y nos volvíamos a sentar. Enseguida noté algo en ese chico. Pequeño, narigudo y asimétrico. Brazos extremadamente largos, piernas excesivamente cortas. "Mi nombre terrícola es Manuel. Vengo de una galaxia que está a cien años luz de esta. Mi misión es equilibrar el sistema. Un desorden en un planeta podría poner en riesgo el universo entero". Yo nunca me había encontrado con una fase tan avanzada de locura, y  parece que el psicólogo tampoco, ya que se movía agitado en su silla mientras él seguía con su perorata. Cuando terminó aplaudimos sin saber por qué. El psicólogo, falto de recursos, fue en busca de algo o de alguien. Manuel se puso a andar sin incitarnos a nada. Le seguimos. Una vez fuera nos habló: "Bien, hay que revertir el proceso de humanización. Empíricamente ha sido un fracaso. Los primeros serán ustedes, los inadaptados, los menos intoxicados, nuestros valientes."


21 comentarios:

  1. Muy buenos los tres Ziortza, y tan diferentes entre ellos; pero el primero ay el primero, me ha encantado. Creo que si hicieras de él un relato largo sería magnífico. Bueno el segundo me ha arrancado una carcajada, con lo de es una forma de 'asesinato', jejeje la desdicha del desamor, qué cruel e incomprendida llega a ser.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Irene! Ese micro lo escribí hace un tiempo y en principio no había pensado en él como algo más largo, pero nunca se sabe...
      Me alegro que el segundo te haya divertido, de eso se trataba también, jaja, a pesar del tema.
      Un besazo muy grande, guapísima.

      Eliminar
  2. Qué buenos los tres! El primero es muy emotivo, estar en una batalla histórica y sólo pensar en que desea lo más simple.
    El segundo me ha encantado, es muy original y me he reído con lo de "tu cara de zopenco" jajajaja
    Un besote guapa, geniales los tres!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias María! Precisamente con el primero eso pensaba al escribir, que a pesar de que alguien pudiera estar inmiscuido en algo que iba a ser historia, igual sus pensamientos estaban en otro sitio, siempre se habla de la heroicidad de los soldados, pero no de lo que sienten.
      Me alegro que te hayas reído con el segundo, lo de zopenco que me salió del alma, jaja.
      Un besazo, guapa.

      Eliminar
  3. Tres micros distintos entre sí en cuanto a la historia que narran cada uno, pero que juntos tienen todo el sentido. Un paseo desde los tiempos de Cartago hasta el futuro. Tres viajes que nos alejan de nuestro amor, de nuestro odio y de nuestra discutible "humanidad". Me han encantado los tres, aunque mi inclinación al género fantástico me lleva a ese segundo, de una futurista y sutil ironía, y al tercero, en el que la figura real o metafórica de ese alien nos inicia un proceso de deshumanización... tan necesario por cómo van los derroteros. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias David!
      Me gusta el hilo conductor que les has encontrado a los tres, desde luego viajamos de la Antigüedad hasta un futuro que todavía no se ha dado.
      Lo cierto es que nunca he escrito nada de ciencia ficción o fantástico (no creo que sea lo mío), pero en este caso esos temas me sirvieron para aludir a historias como las que mencionas, esa "humanidad" de la que tanto alardeamos y que es tan cuestionable.
      Un placer que te pases por aquí, siempre, David.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Imposible elegir, me quedo con los tres, cada uno con su propio estilo, aunque los dos últimos compartan un estupendo toque de ciencia-ficción. Heroicidad, venganza cósmica y una deshumanización que da miedo. Tres perlas en un mismo joyero, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Josep! Me alegra que no escojas ninguno, eso quiere decir que te han gustado los tres igual (espero, jaja). Me encanta lo de "venganza cósmica", le hubiera ido de perla como título al segundo, jeje.
      Un fuerte abrazo, compañero.

      Eliminar
  5. Creo que no puede haber mayor contraste emocional en la vida que una batalla bélica o una batalla de besos en la tranquilidad de un hogar y en tu primer micro lo has reflejado perfectamente.

    Buena e imaginativa manera la que has creado de echar de una vida a un plasta o una plasta y si acoso ya se contarán las penas en el infierno; muy ingenioso tu segundo micro.

    Y por último, quizás mi preferido pues un tema que da para muchísimo que escribir, leer o ver películas que han tratado o trataran este tema. En lo personal, el "marciano" de K-Pax interpretado por Kevin Spacey me hizo bastante gracia y me divertí con esa peli.

    Bien por la variedad y por tu creatividad Ziortza, un placer leerte.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel!
      Bueno yo entre una batalla bélica y una batalla de besos, me quedo con la segunda sin dudar, jaja, qué bien lo has expresado.
      La idea del segundo era quitarse de en medio a alguien sin cometer un delito, por eso tiré un poco de la ciencia ficción, me alegra que te haya parecido ingenioso.
      ¡Recuerdo esa película, me encantó! Ahora que lo dices, ese papel de Kevin Spacey tiene un toque a ese "extraterrestre" del tercer micro, a veces las influencias las tenemos ahí en el subconsciente.
      Muchísimas gracias por tus palabras, Miguel, siempre es un placer que te pases por aquí.
      Besazos y abrazos.

      Eliminar
  6. Por qué elegir?,... no te parece Ziortza?,... cada uno tiene su historia y, sobre todo deja su poso emocional que, imagino, a cada uno de los lectores les dice cosas diferentes. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, ¿por qué elegir? Bueno supongo que cada uno se identifica más con una historia que otra y tendemos a hacerlo. Me alegra, Norte, que hayas visto esa emotividad en los tres.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Yo esta vez sí que no puedo decantarme. Es como que son muy distintos entre sí, pero al mismo tiempo hay una especie de hilo que los une por tratar la esencia humana en sí misma, aunque de formas diferentes.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Sofía! Bueno no hace falta decantarse, jaja. Me alegra que te hayan gustado los tres en sus diferentes formas pero al final con una misma esencia.
      Un besazo.

      Eliminar
  8. Me ha gustado la asesina. Por qué en algún agónico día, tormentoso, hemos querido desaparecer o escondernos. Lo bueno es que es ella la que se aparta, dejando paso sin tocar al progreso de la vida. Escribes muy bien. Un saludo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Keren, a veces en lugar de hacerse o hacer la vida a los demás más desagradable, la mejor forma es "desaparecer", aunque sea de una manera poco ortodoxa como lo hace esa "asesina".
      Me alegra que te haya gustado.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Muy ingeniosos y bien logrados tus tres micros, en los que pude captar un factor común, en los tres, por alguna razón u otra hay carencia de amor.

    En el primero por la ausencia física (entendiéndose la muerte) de la persona amada, y la presencia de una guerra que no conduce a nada.

    En el segundo, queda muy claro que el desamor provoca odio y deseos de venganza.

    Y el tercero, muy visionario y reflexivo, el fallo de la humanidad porque la falta de amor nos ha vuelto miserables autores del desequilibrio universal.

    Muy buenos todos Ziortza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Harolina,
      Sí que es cierto que en los tres de alguna manera se aprecia una falta de amor, sea cual sea el tipo de afecto o cariño. En los dos primeros se hace referencia al amor de pareja, a la ausencia o al desamor. En el tercero, se hace referencia a una falta de amor más universal, el que nos hace humanos, esa falta que, cómo dices, nos hace miserables.
      Gracias por tus palabras y tu aportación, una vez más, querida Harolina.
      Te mando un fuerte abrazo y que pases una feliz semana.

      Eliminar
  10. Tres micros que van de la historia antigua a la ciencia ficción, probablemente imaginaria en el segundo y más real en el tercero.
    En los tres percibo un hilo conductor: la deshumanización que produce la guerra; el resentimiento que imagina venganzas y que también empaña nuestra parte humana; la vida moderna que nos convierte en robots y que necesitamos de extraterrestres para volver a nuestra condición humana.
    ¡Muy buenos, Ziortza! Quizás el más "redondito" me pareció el segundo.
    Un gran abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Mirella, tres micros ubicados en muy distintas épocas (alguna ni existe, jaja), pero con un componente en común que es el amor o la falta de él. Al final, la deshumanización es también como una forma de despojarnos de todo el amor que tenemos (en todos los sentidos).
      Me alegro de que te hayan gustado, linda.
      Un besazo muy grande.

      Eliminar
  11. Me gustan los micros!! Tiene su gracia contar una historia con tan pocas palabras. Por cierto, yo me quedo con el tercero, yo también tengo la sensación que la humanización ha fallado

    ResponderEliminar

Haz un comentario