lunes, 26 de diciembre de 2016

MICRORRELATO: La diosa manantial.



LA DIOSA MANANTIAL



Las premoniciones de Paquito siempre eran de lo más apasionantes: antes del canto del gallo, en la madrugada del solsticio de primavera, la mudita Rosario hablará. Y así fue. Pasados treinta días del domingo de Resurrección, un hombre de cincuenta años caerá fulminado en la plaza del pueblo. Y así fue como Pedro murió de un infarto.

Pero aquello era distinto. El semblante de Paquito era el de un muerto en vida. Subió a la tarima, especialmente diseñada para él, y se dirigió a sus vecinos: "Algo terrible se acerca, queridos, ¡una maldición o una plaga enviada por Dios! En tres días el pueblo se tornará rojo".


A los tres días, todas las casas estaban cerradas a cal y canto, menos una, la de Reme y Manuel. Ajenos a todo, estaban discutiendo. Él bravucón, ella sumisa. En un arrebato, él cogió un cuchillo y se lo hincó a Reme en el vientre. Ella abrió los ojos de par en par. La sangre empezó a manar, primero a chorros, luego en arroyada, hundiendo la casa, atravesando las puertas y las ventanas, y alcanzando la calle. El pueblo y el río se tiñeron de rojo. Fue tal la inundación, que era imposible salir fuera.

Entonces Reme se puso en pie con decisión. No tuvo que hacer nada, Manuel aterrado se tiró por la ventana y murió ahogado.

Después, aunque se sentía débil, nadó hasta la cocina y cogió un vaso; bebió de su propia sangre para reponer fuerzas.


Este relato forma parte de la Antología del Concurso de Microrrelatos Homenaje a Gabriel García Márquez, organizado por la editorial Ojos Verdes Ediciones.

13 comentarios:

  1. Todo un homenaje al realismo mágico. Estupendo micro. Ziortza. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras David. Mi pequeña aportación a esta antología. Me alegra que te haya gustado. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Exacto, síi!!!, como bien dice David Rubio"todo un homenaje al realismo mágico", que con el pensamiento se cumplían los presagios. El final una sorpresa e impacto para el lector!! Además en un micro, uff, nada fácil!!

    M Vcitroia L.Almansa Piementel

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias por tus palabras y por tu visita Victoria! Para mí es un placer que te hayas pasado por aquí, que te haya gustado el relato y te haya sorprendido. Los micros siempre son todo un reto.

    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  4. Es arrolladora la intensidad de tu prosa, desde el inicio, con frases cortas y contundentes aumentas el ritmo de la acción. Los acontecimientos se muestran extraordinarios hasta llegar al momento mágico del final en el que Reme bebe para reponer fuerzas. Un excelente relato. Ziortza eres una gran escritora y te mueves con soltura y decisión en cualquier registro. Me encanta leer tus cosas, lo disfruto mucho.
    Un beso.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Ariel. Me siento emocionada y tremendamente impresionada con tu comentario. Me anima a seguir adelante que gente que yo admiro lea mis relatos... e incluso les guste.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Pues a mí me recuerda a un cuadro de Frida Kahlo... Enhorabuena, Ziortza. Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Eva! No se exactamente el cuadro al que te refieres, pero conociendo la temática del resto de su obra encaja perfectamente con la segunda parte del micro.

      Gracias por pasarte, ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Excelente, Ziortza. Un relato estupendo. La fuerza de la vida es mágica y persiste más allá de las adversidades más desmesuradas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, beba, por pasarte una vez más por mi blog. Tus palabras siempre dan en la diana.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Magia convertida en lectura, es muy bueno Ziortza te felicito!
    Un gusto leerte de nuevo, :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por tu comentario Irene. Me agrada que te haya gustado. Con ganas de leerte a ti también...

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Haz un comentario