miércoles, 3 de mayo de 2017

CINE: EL MAQUINISTA DE LA GENERAL.


EL MAQUINISTA DE LA GENERAL (1927)

Clyde Bruckman y Buster Keaton (1894-1955, 1895-1966)





Buster Keaton (“Pamplinas” o “Cara de palo”), creció en una familia de artistas. Tras la guerra rueda una serie de cortos producidos por la Paramount. “Rivalizará” con Chaplin sobre todo en Pasión y boda de Pamplinas, y realizará una serie de largometrajes en los que sobresaldrá El maquinista de La General, aunque también hay que destacar El navegante, El héroe del río o El moderno Sherlock Holmes. Con la aparición del sonoro, Keaton dejará prácticamente el cine, pero todavía le veremos en breves apariciones como por ejemplo en El crepúsculo de los dioses de Billy Wilder o Candilejas de Charles Chaplin.




Se dice que Buster Keaton fue un poeta de la comedia muda. Fue actor, guionista y director de sus películas y también un precursor por el uso que hizo del cine para recrear sus historias. Y es que, no nos engañemos, señores, aquí no había trampas ni trucos digitales. Nos encontramos con escenarios reales, con un hombre haciendo acrobacias inverosímiles y nada simuladas subido a una máquina; todo rodado en largas secuencias para demostrar la verdad de su arte. Su cara aparentemente inexpresiva al hacer frente a transportes monumentales como trenes, barcos, etc., en sus películas fue parte de su sello de identidad. Pero hay que decir que esos enormes ojos también transmitían tal decisión, intrepidez y arrojo a la hora de hacerlo, que resultaba enternecedor. Y eso que nunca sonreía ni apelaba al sentimentalismo.




El maquinista de La General está ambientada en la guerra de Secesión americana. El personaje de Buster Keaton, Johnny Gray, no puede alistarse en el ejército ya que tiene que conducir un tren para la Confederación (su General). Los problemas comienzan cuando un grupo de soldados del Norte roba el tren con su amada Annabelle a bordo. Es entonces, cuando Gray, inicia en solitario la persecución de estos soldados para recuperar sus dos amores: La General y la chica. La situación, en sí absurda, resulta delirante. En la primera parte de la cinta se narra esta persecución y en la segunda  se describe la huida de Gray junto con Annabelle hacia su ciudad, donde tras una serie de carambolas es aclamado como un héroe.

La historia es una sucesión continua de gags memorables, acción y aventuras. Recrea la época de una manera espléndida, tiene suspense y una belleza visual impresionante; también una minuciosidad técnica impensable para la época. El personaje de Keaton siempre logra salir airoso de cualquier situación inverosímil gracias a sus habilidades, ingenio y recursos.




Con un ritmo que no cesa, asistimos a momentos inolvidables: la escena en la que un tren cae de un puente es espectacular, las continuas carreras que realiza Keaton a lo largo de la máquina mientras realiza todo tipo de tareas arriesgadas, son de quitarse el sombrero. En cuanto a la parte cómica, es casi imposible quedarse con un momento, aunque a mí me resultaron especialmente desternillantes: la parte de la huída de la pareja por el bosque en el se encuentran con todo tipo de obstáculos, desde un oso, un cepo y hasta un rayo que casi les cae encima; o cuando el protagonista tiene que manejar un cañón que acaba apuntándole a él.

Es una película intemporal, tremendamente divertida y elegante. Mezcla aventura y humor de una forma soberbia, y es un prodigio de ingenio y sabiduría cinematográfica por esa capacidad de darle a la película una velocidad increible, y por saber encadenar escenas como si de una sola toma se tratase.

A falta de que algún canal de televisión se le ocurriera (¡no por Dios, estamos locos!) programar alguna vez este tipo de películas para que otras generaciones y todo tipo de público las pudiera disfrutar, siempre nos quedará Youtube.





12 comentarios:

  1. La he visto!! Hace un montón de tiempo, pero la he visto. Y coincido contigo en lo que dices de la estética y el humor, además creo que varias películas de la época comparten estas dos cualidades. La verdad es que había olvidado un poco esta película, y no porque no me gustara, sino porque entre tantos libros y tantas películas mi memoria va olvidando algunas cosas. Pero me ha hecho gracia que hablaras de ella!!
    Un besito, y feliz miércoles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María. Para mí esta película es especial, tiene un encanto y tanto mérito para la época en la que está hecha... La verdad es que intento ver todo el cine que puedo y estoy intentando redescubrir estas películas que son joyas y que igual vi hace mucho pero que ya no recuerdo. Creo que todos los que nos gusta el cine tenemos una deuda impagable con precursores como Buster Keaton y otros tantos.
      Un abrazo muy fuerte. Me alegra que te haya gustado la entrada.

      Eliminar
  2. Hola Ziortza, que gusto me da leer cuando se escribe de esta manera sobre una película. Una reseña que me sirve además para sentir la lectura y a ver si de camino se me pega algo de ti. Por cierto, no he visto la película y con este enlace la voy a disfrutar.
    Y no te sorprendas, yo creo que en Telecinco están planteándose sustituir Sálvame de Luxe, por un ciclo de Chaplin y Keaton. ¿Te lo crees? Yo no, ja, ja,ja...
    ¡Un abrazo y viva el cine!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno muchas gracias por tus palabras Miguel, la admiración es mutua, te lo aseguro. ¡No te pierdas la películas!
      No me intentes colar la idea de que van a sustituir Sálvame por un ciclo de cine mudo...,jajaja, ¡muy bueno! Estaría genial, solo por ver la cara de la gente...
      Eres muy amable, Miguel. Un fuerte abrazo y ¡viva el cine por siempre jamás!

      Eliminar
  3. El cine mudo, en glorioso blanco y negro... Si el cine es, sobre todo, narración visual sin duda, esa época se lleva la palma. Recuerdo cuánto me reí con esta película, o con Harold Lloyd, el impacto que me provocó Metrópolis, cuyas imágenes y contenido no han perdido vigencia. Desgraciadamente este tipo de cine va a quedar para nutrir filmotecas, las nuevas generaciones observan las miran como si les dieras la piedra rosetta para leer. El otro día les puse a mis hijos de 8 y 12 años el King Kong clásico, en blanco y negro, sus caras al ver los efectos, el movimiento del gorila eran de asombro, la estética visual a la que están acostumbrados es desde luego otra muy distinta. Pero como dices siempre nos quedará YouTube o los packs de Fnac para disfrutar de verdaderos maestros del arte cinematográfico. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David. A mí me da mucha pena, porque creo que como dices, no han perdido vigencia y yo quiero pensar que cualquiera con un mínimo sentido del humor y del arte apreciaría estas películas. Lo que pasa es que la gente se está acostumbrando a otro tipo de cosas que no sé si son peores, pero desde luego no mejores. Es decir blanco y negro y huyen despavoridos. Me alegra que pongas a tus hijos este tipo de películas.
      Al menos los que nos gusta el cine siempre sabremos donde encontrar las joyas que verdaderamente merecen la pena.
      Gracias por tu magnífico comentario. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Hola Ziortza, no lo dudes que voy a verla. Como se nota que te gusta esta película, la reseña es magnífica. Gracias. Son tantos los detalles que cuentas y la pasión que le has puesto. Me ha llamado la atención lo que cuentas de los efectos especiales y que aquí no había sustitutos para las escenas peligrosas. Y claro que al ser un cine mudo la expresividad tiene que ser mayor y eso me fascina (me sale mi vena de artista jeje) Una joya antigua que hay que recuperar, si que es verdad. Espero más reseñas ;) en cuanto la vea te cuento. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme. Espero que te guste como me ha gustado a mí. Cuando algo me gusta mucho no puedo evitar poner un poco de "subjetividad" pero me sale así, jeje. El mérito de este hombre era increíble, en todos los sentidos, ya te darás cuenta si ves la película.
      Muchas gracias por tus palabras siempre tan amables.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  5. Hola Ziortza
    He visto apenas unos minutos del video que nos has dejado y he recordado las carcajadas que provocaba, asi que cuando tengas más tiempo voy a verla entera de nuevo. Me he agotado con tantas carreras y he pensado en que debía tener que estar físicamente preoarado para rodar una película. Y esa capacidad para expresar que tenia el cine mudo es muy dificil, ahora me da a mi por pensar que con tanto botox y cirugia iba a ser más complicado jajaja
    Es una pena que ahora todo lo que sea en blanco y negro o de hace años no se vea.
    Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita.
      Para mí es una película desternillante, a algunos eso del blanco y negro y sobre todo que sea muda les echará para atrás, es una pena. Aunque siempre pienso que si la gente realmente está interesada puede acceder a estas películas fácilmente, es una opción, allá cada cual...
      Yo creo que hay películas que envejecen muy bien como es este caso.
      Desde luego este actor además de ser polifacético tenía un forma física increíble, era un auténtico atleta. Hay ciertas escenas que me pregunto cómo las realizaría...
      Muchas gracias por tus palabras y tu visita.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  6. Hola Ziortza, me ha encantado recordar la película, es una verdadera joya. Tu reseña es estupenda le has dado las pinceladas para que nos animemos a verla, o a volverla a ver. Tienes razón que alguna vez deberían poner este tipo de películas para que las nuevas generaciones pudieran descubrirlas y reírse con este tipo de humor. Es una verdadera joya.
    Enhorabuena por traernos a Buster Keaton y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xus, es de esas películas inolvidables, a las que recurres de vez en cuando para admirar el arte en una época tan temprana para el cine (¡noventa años ya, ahí es nada!) y que siempre te sacará una sonrisa o carcajada.
      Muchas gracias por tu cariñoso comentario, Xus.
      Un fuerte abrazo y ¡feliz domingo!

      Eliminar

Haz un comentario