viernes, 9 de marzo de 2018

RELATO: "BELLAS" ARTES.






Pero, acérquense, acérquense sin miedo…

El señor descansa en la cama fría de hospital. Pero no está en un hospital. Tiene la cara roja, acalorada, y eso que el ambiente no sobrepasa los veintidós grados expresamente establecidos como máximo para una mejor conservación de las obras. Las sábanas son de un blanco nuclear, se las cambian todos los días por la noche, cuando todo está en calma. Por las mañanas le asean, le perfuman y le peinan. Ya solo le quedan cuatro pelos, pero le hacen una exquisita raya al lado. Le han comentado que a poder ser, se mantenga boca arriba con las manos (entrelazadas o no) sobre el regazo. Tiene prohibido hacer movimientos bruscos o aspavientos.

Por favor, hagamos un círculo alrededor…

Al principio le daban un poco de color en el rostro, pero aquello no tenía sentido o no era el sentido qué buscaban. Así que dejaron de hacerlo, e incluso alguien sugirió que le podían marcar un poco más las ojeras. Pero se desestimó. Buscaban naturalidad, esa naturalidad que solo puede ofrecer la evolución sin retoques de la vida. Este hombre, que ahora cuenta con ochenta y cinco años y observa el revuelo que se produce a su alrededor, recuerda su juventud anodina y casi le provoca una carcajada. Pero se reprime, no vaya a ser que le caiga una reprimenda.

Bien, vamos a pasar a la explicación, un poco de silencio…

El hombre intenta no prestar atención a lo que ocurre a continuación. Se sabe de memoria la perorata. Mira al techo y se percata de que está desconchado, ¡qué ironía! Bueno, quizás no; tal vez esté hecho ad hoc. Los espectadores han hecho ya un semicírculo alrededor de él y le contemplan escrupulosamente con sus gafas académicas, unas barbas muy acordes con el momento y sus trajes estilo casual. Unos portes muy estudiados. Bohemio chic se dice así mismo el anciano. Algunos incluso tienen unas lustrosas agendas donde toman apuntes. En estos casos todavía se estila escribir a mano (estamos hablando de arte), y esos rectángulos electrónicos se dejan para historias más mecánicas o frías.

 —Bien, aquí tienen la nueva obra adquirida por el museo. Cómo saben, ha estado viajando por los mejores museos de arte moderno del mundo, desde el MoMA de Nueva York hasta el centro Pompidou de París. Por fin lo tenemos entre nosotros Decadencia del artista cuyo nombre todavía no ha salido a la luz, pero su obra conceptual está teniendo el éxito que todos esperábamos desde que expuso su primera creación en el Centro de Investigación de Nuevas Vanguardias en la Cultura Contemporánea.

Decadencia o la sublimación de lo tácito, la experiencia del sentir a través de la visualización de algo a lo que estamos acostumbrados pero que no nos paramos a interiorizar. El cuerpo como cáscara que nos envuelve y su decrepitud. El alma que se desboca al contemplar a un contemporáneo en el final de sus días. Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Es el ser humano el centro del universo? ¿Hasta que punto controlamos nuestro entorno, nuestro hábitat?...

 Se ha dormido; pero acto seguido se ha despertado sobresaltado con su propio ronquido. Ahora respira de forma ruidosa hasta que consigue calmarse. La gente le mira incrédula y algo horrorizada. El guía se mueve algo inquieto.

 —El ruido… es una parte importante en la obra de nuestro artista. Él es un vanguardista. Ha pasado largos años experimentando con la intención de innovar un arte que le aburría porque no conectaba con el ser humano. Con Decadencia la estética, lo visual pasa a plano preferente con el objetivo de provocarnos sentimientos. Es la primera figura en movimiento que nos encontramos en el arte, un ser humano, un sujeto con su vida a punto de agotarse y de cuya muerte podemos ser ¡testigos únicos en cualquier momento! Aunque el objeto de la obras está bien definido, el artista ha querido dejar a la subjetividad del espectador sus diferentes interpretaciones. Ahora quiero que dediquen unos minutos a una minuciosa observación y, por favor, déjense llevar por…

 El hombre suspira una vez más. Recuerda cuando le encontraron durmiendo en entre unos cartones en un cajero automático. Al principio pensaba que eran unos gamberros que le quería dar una paliza, pero no…, era algo más rebuscado. En el contrato firmó que, a cambio de comida, ropa y cama, formaría parte de la colección del Artista hasta el final… Pero ¿y si ahora se levantara y se marchara por la puerta a dar un paseito por la avenida principal?, ¿qué podría pasarle?

Sonríe para sus adentros, no le apetece salir a la calle a buscarse la vida. Que le miren, que le observen y le escruten los muy idiotas…, él está muy calentito en la cama.


36 comentarios:

  1. Jajajaja, muy bueno, Ziortza, una ácida crítica al mundo del arte contemporáneo... me temo que me lo tenía, valga la redundancia, será porque ya he “asistido” a esperpénticas instalaciones —como denominan sus recreaciones (pongamos por caso una papelera tirada con su contenido desparramado por el suelo)— que pretenden colarnos como el súmmum de la modernidad, o debería decir postmodernidad (o incluso postpost, porque vete tú a saber en qué estado estamos hoy a estas horas más o menos). En fin, que me parece una estupenda manera de poner el dedo en la llaga de lo absurdo que resulta el mercado del arte en la actualidad. Enhorabuena por tu relato y un besazo, guapa. ¡Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva, me alegra que te haya gustado y te haya sacado una sonrisa. En fin, hay gente que ahora dice que el arte es provocarnos algo, aunque sea mala leche, desde luego lo consiguen, pero eso no tiene mucho merito desde luego. Hoy en día es muy fácil provocar). Jeje, yo también con los nombrecitos de las distintas tendencias me hago un lío, ahora no sé en qué era estamos, jaja.
      Un besazo guapa y gracias por tu maravilloso comentario.

      Eliminar
  2. Esplendor y miseria de las vanguardias. Lo más que he conocido ha sido aquella obra musical cuya partitura sólo contenía figuras de silencios.

    Un placer, Ziortza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja Juan Antonio, no sé como se come eso, una partitura con figuras de silencios, qué creativos, en fin.
      Un abrazo muy fuerte y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Hola Ziortza, realmente imaginativo y fiel retrato del absurdo e indefendible para mí mundo del arte moderno en algunas de sus vertientes. El premio al descaro fue un lienzo en blanco expuesto en una galería de arte con muy poquita vergüenza. Como anécdota cinematográfica no se si recordarás la apertura de Animales Nocturnos -que aunque de muy dudoso gusto- que le metía un buen estacazo al mundo del arte moderno. Un gran abrazo y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel! El lienzo en blanco, la partitura con figuras de silencios como decía Juan Antonio..., es el sumun de la nada. Recuerdo vagamente el inicio de Animales Nocturnos, tendré que revisarlo, me has dejado en ascuas.
      Desde luego no todo el arte moderno es nadería total, pero cuesta hoy en día encontrar algo que observar y decir: esto sí que es creativo o me dice algo. Bueno siempre nos quedarán los clásicos que esos casi nunca defraudan (en ningún arte, tampoco en el cine, jeje).
      Un fuerte abrazo Miguel y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Hola Ziortza, has jugado con el lector de una forma sutil, al menos para mí. Me esperaba cualquier cosa, por ejm. estudiantes médicos observando a un moribundo, creí que iban los tiros por ahí, pero no. El Arte Moderno es así de vanguardista, la verdad que no me gusta nada, por lo que no suelo visitar el Reina Sofía, sólo para ver la obra maestra de Picasso "El Guernica".

    Feliz fin de semana.
    Me alegra hayas vuelto.
    Un abrazo literario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, la verdad es que viniendo de mí, podemos esperar cualquier cosa, jaja. Bromas aparte El Guernica es el ejemplo perfecto de que en el Arte hay cosas diferentes pero que dicen mucho, a mí es un cuadro que me conmueve mucho.
      Muchas gracias por tu comentario y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Me ha encantado la ironía que desprende tu relato y como has retratado esa absurdidad a la que a veces nos llevan en nombre de la modernidad y el arte.
    Muy original la manera de contarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conxita. Lo has expresado perfectamente, a veces estamos ante perfectas absurdidades, pero nos hacemos los entendidos como si estuviéramos viendo algo de lo más trascendental. Y el resto, es que son ignorantes que no saben..., en fin.
      Me alegro que te haya gustado el relato.
      Un besazo.

      Eliminar
  6. Jajaja pues yo creo que el hombre ha hecho muy bien! Total, más cómodo no puede estar! El arte moderno es bastante curioso, bueno es que yo no lo entiendo, pero supuestamente tienen significado.
    El pobre hombre está un poco desconcertado, no sabe a qué viene tanto interés.
    Genial relato, guapísima, me ha encantado!! Un besote enorme :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos María, mucho de lo que llaman "arte" yo tampoco lo entiendo. AL hombre parece darle todo igual, jeje...
      Un besazo guapa, me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
  7. Un relato absolutamente genial, Ziortza, ¡me ha encantado! Su argumento pudiera parecer un absurdo, pero lo más absurdo es que tal y como hoy conciben muchos el arte, algunas formas de arte, bien podría tratarse de una realidad. Es ocurrente, divertido, original, sorprendente... ¿he dicho ya que me ha encantado? jajajaja.

    Enhorabuena, guapa. Mi aplauso entusiasta para ti :))

    ¡Un beso y feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Julia! Me alegra que te haya gustado de verdad, no se si merece tantos elogios el relato, jeje, pero me encanta.
      Recibo encantada tus aplausos.
      Un besazo, guapísima.

      Eliminar
  8. ¡Qué bueno! No, si no me extrañaría que algún día viéramos algo así en una exposición. En lugar de "naturaleza muerta", pondrían "naturaleza agónica" o algo así. El caso es buscar la originalidad y camelar a los supuestos entendidos en arte.
    Un narración muy original, seguramente una sátira en torno a algunas formas de expresión artística.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.
    P.D.- Espero que al pobre hombre le dejen estirar las piernas durante el horario de cierre de la galería. ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, me alegra que te haya gustado. Yo creo que esta gente es capaz de cualquier cosas total de hacerse notar, haya ellos..., mientras dejen al hombre hacer su vida más o menos normal dentro de lo que cabe, ;))
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Muy buen relato, gracias. Me sorprendió el escenario, ja jajá ya imaginaba que estaba en una clínica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro de que te haya gustado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Ziortza, ¡me encanta!! jajaja un relato muy original y rompedor, consigues poner a los observadores en una situación desconcertante ante un ser humano, como distantes ante la vida misma. Con el relato haces una magnífica crítica a ese arte contemporáneo que se mantiene por encima de todo, como levitando, y de todos queriendo ir más allá, innovar a toda costa.
    Pobre hombre... con tal de estar a cobijo.!!
    Enhorabuena Ziortza por tu originalidad.
    Un gran abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga, si que es verdad que los observadores parecen más atentos a lo que puede ser la obra, que al ser humano en sí. Lo cierto es que esto es un relato pero hoy en día creo que desgraciadamente se ve en muchos aspectos de la vida.
      Me alegra que te haya gustado, Xus.
      Un besote.

      Eliminar
  11. Ja, ja, ja... ¡Qué bueno, Ziortza! Un relato divertido y de una ácida ironía. Desde luego el arte contemporáneo o conceptual, o como se llame, es una mina. Eso sí, la retórica que lo envuelve es digna de admiración. Un simple punto negro en un lienzo y estoy convencido de que nos lo venderían como algo así como la pequeñez de la existencia en el vacío, en una nada que oprime la conciencia del ser por el no-ser... o cualquier bobada parecida. Siempre he considerado este arte como el cuento de El traje del emperador.
    Y ahora que pienso, como tu relato caiga en la lectura de algún artista así, fijo que nos encontramos con una obra parecida en algún Museo, y si además generan unos cuantos tuits escandalosos hasta es capaz de forrarse.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí tiene muchos nombres, yo ya no sé en que arte estamos: moderno, conceptual, vanguardista..., que me llamen ignorante. Sí es cierto la capacidad de labia que tiene para explicar cualquier nadería, eso sí palabras vacuas que no entendemos nadie.
      ¡Espero que nadie se inspire en esto, por Dios!
      Un abrazo muy fuerte, David.

      Eliminar
  12. Muy bueno, querida Ziortza.
    Más de una vez, estando en algún museo, me ha dado la sensación de que los retratos me hablaban a través de palabras invisibles, de miradas cargadas de significado, de sonidos sordos que me traspasaban la mente y una vez ahí se trasformaban en mensajes.
    Este hombre fue rescatado de la oscuridad, y aunque pueda parecer sorprendente, gracias a su senectud y su posible enfermedad, se ha ganado la contemplación eterna.
    Genial, de verdad que me ha gustado muchísimo.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sofía. Yo también me he emocionado alguna vez en algún museo, y fíjate alguna vez con alguna pintura religiosa, lo que son las cosas..., pero en el arte figurativo veías un merito increíble en el artista. Hoy en día hay cosas que dicen "que no entendemos", yo simplemente creo que son una mierda, francamente.
      Un besazo, guapa.

      Eliminar
  13. Me gustó,me gustó. Ya no saben lo que hacer.Pero mientras el de los cartones este calentito y contento da todo igual,aunque al artista se le vaya la "olla".Gracias por el escrito.Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Betty, me alegra que te haya gustado el relato, eres muy amable con tus palabras.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. Hola Ziortza! Muy buen relato, muy original y con mucha reflexión...Cierto es que hay obras de arte que tienen vida propia, y seres que transmiten un arte especial.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paula, me alegra que te haya gustado el relato y te haya llevado a reflexionar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. No me sorprendería que en breve llegásemos a ese punto!! Buen relato Ziortza, da mucho que pensar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Ti relato me ha conmovido profundamente Ziortza porque en este caso no se trata de un punto en un lienzo en blanco. Tu relato habla de la triste realidad de alguien que tiene que someterse a esos tratos para sobrevivir. Y la realidad de que sólo a través del arte podemos hacer tomar consciencia de las crueles realidades que muestran la decadencia de la humanidad.
    Excelente relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Mirna. No es lo mismo "utilizar" la nada para querer expresar algo, y otra muy distinta es aprovecharse de la miseria ajena para beneficio propio, que al final es lo que se persigue en este caso.
      Me ha encantado tu reflexión, gracias por traerla a mi blog.
      Te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Muy bueno, al principio pensé que era el propio artista en su obra final, cumbre del sí mismo en su máximo desarrollo, pero parece que ha preferido colgar su creatividad sobre otro.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Literato, eso que comentas ya hubiera sido la leche, jeje.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  18. Creativo y muy interesante relato, con esa magia tan especial que tu ingenio y corazón logran plasmar amiga Ziortza, siempre es un placer estar en tu espacio, espero te encuentres bien, mis mejores deseos siempre para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, una vez más, por tus cariñosos comentarios Jorge, eres muy amable.
      Espero que tu también te encuentres bien y con la vena creativa en pleno auge.
      Un fuerte abrazo para ti y para tu gente.

      Eliminar

Haz un comentario