miércoles, 11 de abril de 2018

LIBRO: SUMARIO 3/94






SUMARIO 3/94 (2017)

Vicente Arlandis Recuerda y Miguel Ángel Martínez



“Algo huele a podrido en Dinamarca”  se dice en Hamlet, la tragedia de Shakespeare.

Algo raro pasa al leer esta novela. Para empezar estamos ante una novela “no creativa”, es decir, no es que simplemente se base en hechos reales, sino que el libro no tiene ningún aporte literario que salga de la mente de un escritor. No crea nada ya que está compuesta por los textos (declaraciones, diligencias, autos, etc) que forman el Sumario 3/94 y que se llevó a cabo tras muerte en circunstancias violentas de una anciana.

El 25 de junio de 1994, Vicente Arlandis Ruiz, vecino de Ibi (Alicante) fue detenido por la policía por el asesinato de María José Picó Moltó, de 84 años de edad y vecina de la localidad. Se da la circunstancia de que Vicente Arlandis había denunciado días antes la desaparición de esta mujer ya que tenía una estrecha relación con ella: debido a su avanzada edad y estado mental la ayudaba en sus quehaceres diarios. Fue condenado a veintinueve años de cárcel y estuvo encarcelado en varias prisiones durante trece años. En 2016, su hijo Vicente Arlandis Recuerda y Miguel Ángel Martínez realizan una labor de investigación y selección de documentos que conforman el sumario 3/94. Vicente Arlandis siempre mantuvo que era inocente.

A pesar de la jerga policial y jurídica que se utiliza en los textos, que por otra parte es para hacérselo mirar tratándose de órganos tan serios (plagada de adverbios, arcaísmos, faltas de ortografía, mala construcción de frases, etc), el libro tiene la capacidad de introducirnos en él como si de una novela policíaca se tratara, siguiendo el caso desde sus inicios (con la investigación y la instrucción) hasta el final (con la sentencia).

Pero la más curioso que nos sucede cuando vamos leyendo la novela es la sensación de que algo no cuadra, algo no va bien. Los textos que vienen en el anexo del libro nos sirven para ilustrarnos y aclararnos esta especie de dudas que nos ha generado su lectura. La construcción de la verdad de Raquel Taranilla es de una lucidez extraordinaria (ya el título del artículo nos habla de la construcción de la verdad no de su descubrimiento). Aunque en el libro no se pretende demostrar su inocencia, se insinúa si Vicente Arlandis no fue víctima de un sistema judicial empeñado en resolver el caso, “sobreprotegiendo la validez de pruebas condenatorias y ninguneando ciertos datos… desconsiderando su presunción de inocencia”. El juez considera ciertas algunas declaraciones de testigos clave para la acusación de Arlandis sin considerar la animadversión de estos hacia el acusado. “ A diferencia de lo que ocurre con los peritos…, las declaraciones de los testigos son transcritas siempre a través de la voz interpuesta de un profesional de la justicia… decide en que forma lingüística se registran los datos, cuales son merecidas de registradas y cuales se omiten”. En este sentido no se investigó la enemistad de Arlandis y Peiró (el otro encausado). A ciertos testigos solo se les pidió que ratificaran sin volver a declarar (cerrando así la posibilidad a que pudiera haber contradicciones y lagunas) y que orientaron las informaciones hacia conclusiones perjudiciales para Arlandis.

Por otra parte “el órgano juzgador se apropia del relato escrito por la acusación… y lo copia introduciendo escasos cambios”. O lo que es lo mismo, un corta y pega de toda la vida. Hay dudas en los indicios, dudas en la declaración del principal testigo que dice escuchar una conversación y que muestra varias fisuras…

En definitiva, un libro que no se puede clasificar porque casi seguro nadie ha tenido algo así entre sus manos. Una especie de pesadilla para el acusado atrapado en la maquinaria de la justicia. Un relato que, curiosamente, habla por sí solo sin decir ni aportar nada, creando una sensación de desasosiego que nos hacer reflexionar como pocas veces.

Cien por cien recomendable.


20 comentarios:

  1. Hola Ziortza, vayaaa, ¿un libro o un atributo a la memoria de un reo? y además escrito por su hijo. No se que te ha llevado a leerlo, pero vamos, que curiosa es esta reseña, sin dudarlo. Buen día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eme! La verdad es que me llevó a leerlo las buenas críticas que había oído acerca de él (pocas, porque es un libro minoritario) y precisamente la curiosidad por leer un libro compuesto por documentos policiales y jurídicos y saber así un poco de cómo trabaja la justicia. En ese sentido es intereeeeeesanttttísimo. Después de leerlo que cada cual saque sus conclusiones. No creo que sea exactamente un tributo, ya que los autores no "escriben" nada.
      Gracias por tu comentario, Eme.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  2. Guapa, no conocía este libro pero me lo apunto para leer en algún momento, aunque tengo muchísimo pendiente. Quizás este libro es más real que una novela, porque están mostrando los archivos, por decirlo de alguna manera.
    En cuanto a las faltas de ortografía y el abuso de adverbios, creo que a veces pensamos que personas con cierto cargo no deberían cometer estas faltas pero yo he visto de todo y no me soprende nada. Ingenieros escribir haber en lugar de a ver.
    Pero bueno, creo que el libro entra en la lista de los interesantes por el contenido.
    Muy buena reseña guapa, y gracias por descubrirlo!! Un besote grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María! No sabes como te entiendo con lo de los libros pendientes...
      Tú misma lo has dicho, no es que esté basado en hechos reales, es que es real. Yo también he visto cosas por ahí en cuanto a faltas de ortografía y sintaxis increíbles (todos las comentemos, es inevitable), pero en este caso la seriedad y gravedad del hecho lo hace más flagrante.
      Gracias por tu comentario, guapa.
      Besos y abrazos.

      Eliminar
  3. No había oído nada acerca de este libro, pero parece muy interesante. A primera vista pudiera dar la sensación de ser muy tedioso por aquello de que no hay ninguna parte estrictamente "literaria", pero por lo que cuentas es todo lo contrario.

    Tampoco recuerdo el caso sobre el que trata la novela, pero me imagino que en su momento tendría mucha repercusión mediática. Si puedo lo leeré, como bien dices pocas veces se encuentra una con algo parecido.

    Muchas gracias por la recomendación, Ziortza. ¡Es un gusto siempre pasar por tu casa! :))

    Un beso enorme, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Julia! Yo tampoco recordaba el caso antes de leer el libro, no sé si tuvo mucha repercusión entonces, supongo que sí.
      Tiene mucho merito el libro ya que sin ser literario, engancha bastante (al menos a mí)
      Gracias por tus palabras, Julia.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Hola Ziortza, desde luego estamos ante una curiosidad literaria y como tal, me parece una idea magnifica traerlo a tu espacio y reflexionar en torno a él. Además, me parece una buena manera de observar como es un procedimiento judicial real y las contradicciones que durante su curso se pueden llegar a producir.
    Te agradezco la información, pues probablemente sin esta lectura jamás me habría enterado de este caso y del libro que se ha realizado en torno a él.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, desde luego, y al margen de lo que se extrae del libro, es una buena manera para saber de qué manera funciona la justicia (o cierta justica, al menos) a la par que entretiene como historia.
      Yo tampoco sabía del caso hasta que vi una información acerca de él por casualidad, me resulta curioso que no haya tenido más eco.
      Gracias siempre por pasarte por aquí, compañero.
      Un besazo.

      Eliminar
  5. Algo muy tipico de la justicia liada con el poder gubernamental

    Buscare el libro

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero que si l o encuentras, te guste Chaly!

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Supongo que casos como este podrían contabilizarse a decenas, en los que la Justicia pasa de puntillas sobre la verdad y se centra en hechos circunstanciales con el propósito de dar carpetazo al asunto lo antes posible. Desconocía el caso y, por lo tanto, también desconozco si hubo apelación a la sentencia. Me imagino que sí. Pero si el hombre se pasó trece años en la cárcel es que la labor de su abogado no surtió mucho efecto.
    Un relato muy interesante por lo que tiene de drama, aunque, en forma de libro, es de suponer que se haga un tanto pesado por el modo en que está contado. De todos modos, en este caso el fondo y no la forma es lo que cuenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos primeras líneas de tu comentario resumen perfectamente lo que se deduce de la lectura de este libro, Josep. Sí que hubo recursos, hasta petición de indulto que se desestimaron. No sé si en este caso la labor del abogado tuvo mucho que ver en la sentencia final, ahí ya me pierdo.
      Te prometo que a mí no se me hizo pesado porque engancha, pero también es verdad que el formato es bastante especial.
      Muchas gracias por tu comentario, Josep.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

  7. Hola, nueva seguidora; felicitaciones por blogs y publicaciones; este es el último publicado por mí:https://ioamoilibrieleserietv.blogspot.it/2018/04/recensione-serie-diabolic-s-j-kincaid.html


    Si quieres te espero como lectora permanente

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Benedetta!
      Me pasaré por tu blog.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Interesante propuesta Ziortza, mientras te leía me preocupaba pensar en esa justicia en la que a veces se atrapa a inocentes y aunque en algunos casos se resuelve favorablemente para ellos ya han sido culpabilizados y eso es muy difícil de superar, sobre todo cuando son casos mediáticos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita. No recuerdo el caso cuando sucedió (inicios de los noventa), así que no recuerdo si fue mediático, en todo caso este libro sirve como ilustración a cierta forma de hacer las cosas que hace que reflexionemos sobre muchas cosas.
      Una besazo, guapa.

      Eliminar
  9. La maraña de la justicia puede llegar a ser terrible,... es cierto que es lo mejor que tenemos, ... pero sin entrar en este caso que desconozco y por lo tanto no puedo opinar, pienso que los juicios mediáticos que se celebran en platós de TV o en las redes sociales, sin ninguna garantía judicial, son mucho peores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Norte, ese tema al que aludes da también para mucho, la TV y las redes sociales son armas mortíferas hoy en día, pueden hundir la imagen y dignidad de una persona en juicios paralelos que dan pavor.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  10. Leo poco Por el momento estoy mas visual
    me ha llamado la atenció tu escrito y si bien no puedo mucho opinar me gusta tu estilo de escribir
    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Recomenzar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Haz un comentario