lunes, 31 de octubre de 2016

EL HORROR COMO RUTINA


SI ESTO ES UN HOMBRE
Primo Levi (1919-1987)

Este libro forma parte de la Trilogía de Auschwitz junto con La tregua y Los hundidos y los salvados.

La primera frase de este libro ya nos llama la atención: Tuve la suerte de no ser deportado a Auschwitz hasta 1944... "Tener suerte" y "Auschwitz" en una misma frase parece por lo menos contradictorio. Y es que el escritor italiano de origen judío Primo Levi alude al hecho de que llegar al campo de concentración cerca del epílogo de la Segunda Guerra Mundial seguramente le salvó la vida. (Realmente el Lager en el que estuvo Levi es el de Monowitz o La Buna).


Uno o una habrá leído libros, artículos, habrá visto películas sobre el Holocausto judío y nunca se sorprenderá u horrorizará lo suficiente de aquel genocidio que se llevó a cabo durante los años de la guerra y que acabó con millones de personas. "¿Cómo es que nadie se dio cuenta?", le preguntan al final del libro al mismo Levy: "Hitler y su ministro de propaganda Goebbels demostraron ser muy superiores a Mussolini en la tarea de control y enmascaramiento de la verdad, con un cinismo y un lenguaje plagado de eufemismos", contesta el autor y protagonista del libro. Solo con esta respuesta se entiende que se pudieran llevar a cabo tales barbaridades.

Levi nos describe con un lenguaje sobrio y crudo que te muerde y te desgarra el alma, la pesadilla que vivió en el Lager o campo de concentración. Esta sobriedad no es óbice para que en ciertas partes del libro tenga la habilidad para utilizar frases y descripciones que solo alguien que ha vivido este episodio-pesadilla en su vida es capaz de expresar.

La tragedia es narrada sin censuras. El drama de un hombre que cree dejar de serlo porque le han despojado de todo. Personas que parecen convertirse en cosas. Hombres que llegan a ser enemigos entre ellos en el momento que esperan a que muera el de al lado para robarle un trozo de pan. No es una injusticia la que se cometió, es la destrucción del ser humano como tal. El maltrato, el hambre, el frío, la certeza de que vas a morir un día u otro. La escena donde una serie de judíos pasan delante de un alemán de las SS que decide quien vive y quien muere, según su fortaleza o juventud, y los "errores" que comete en base a este criterio, es espeluznante. También el sobrecogedor episodio Los hundidos y los salvados en el que se demuestra hasta donde puede llegar el comportamiento de una persona sometida a un régimen de vida infrahumano, por debajo de las necesidades básicas, e intentado luchar por sobrevivir.

También destacaría (aunque es un libro para leerlo palabra a palabra, frase a frase)  Los últimos diez días:  a pesar de la inminente llegada de los rusos, con el frío y la devastadora enfermedad, los días pasan lentamente en un campo abandonado y agónico.

Por último, recalcar las palabras en forma de poema del autor al principio del libro, que definen perfectamente lo que quiere enseñarnos con él y que incluyen también a las mujeres que sufrieron igual que los hombres. (El libro es autobiográfico luego el campo de concentración referenciado es el de los hombres, eso no obsta para que el autor aluda constantemente a las familias y mujeres).

Si esto es un hombre

Los que vivís seguros
en vuestras casas caldeadas,
los que os encontráis, al volver por la tarde,
la comida caliente y los rostros amigos:
         Considerad si es un hombre
         quien trabaja en el fango
         quien no conoce la paz
         quien lucha por la mitad de un panecillo
         quien muere por un sí o por un no.
         Considerad si es una mujer
         quien no tiene cabellos ni nombre
         ni fuerzas para recordarlo
         vacía la mirada y frío el regazo
         como una rana invernal.
Pensad que esto ha sucedido....




sábado, 29 de octubre de 2016

RECOMENDACIÓN DE LIBRO: UNA COLINA MUY ESPECIAL


LA COLINA DE WATERSHIP
Richard Adams (1920)


La historia de un grupo de conejos que intentan sobrevivir en un mundo hostil para ellos, parece, en principio, poco atractiva para el lector que busca un poco de entretenimiento. Sin embargo estamos ante uno de los mejores clásicos contemporáneos de aventuras y uno de los relatos más emocionantes que ha leído una servidora.
Alguien que recuerde la serie Perdidos, o al menos la primera temporada, recordara que Sawyer no despegaba los ojos de un libro, tal era su ensimismamiento con él. Este era precisamente ese libro.
Los conejos macho de esta narración, presas de todo tipo de depredadores, tanto humanos como animales, sacan el valor de donde pueden, para emprender una aventura llena de peligros que les lleve a la colina del título. Allí buscan asentarse y estar tranquilos lo que dure su breve existencia. Entre ellos están todo tipo de personalidades: el intuitivo Quinto, el líder Avellano, el débil Puchero, el valiente Pelucón.... Todos ellos son personajes inolvidables,  y tu querencia y admiración hacia ellos llega a ser tan real que a veces resulta imposible que no se escape alguna lagrimilla. Y aunque el autor nos esté hablando de conejos la identificación con ellos y la historia es increíble. Y aunque la épica es conmovedora, también encierra una férrea defensa de la naturaleza y la ecología. Una historia fascinante, que nos muestra lo dura que pude ser la vida y la insensatez, muchas veces, de las jerarquías y de la autoridad mal entendida.
 Al final nos queda un buen sabor de boca, ya que triunfan los valores de la amistad y del buen trabajo en equipo, donde todos y cada uno de los personajes, con sus pequeñas cualidades y virtudes, tienen su tiempo, espacio e importancia. 



Gracias a este libro, creció aún más si cabe, mi amor por los animales. Porque los buenos libros siempre te cambian para mejor.

Tuve una conejita muy especial que se llamó Avellana en homenaje al protagonista del libro y que desgraciadamente se fue muy pronto. Ahora tengo a Puchi (diminutivo de Puchero) que me recuerda cada día que los conejos son unos animales muy divertidos y nada sosos.


viernes, 28 de octubre de 2016

MICRORRELATO



RELATIVIDAD
(CARTA DE TU ASESINA)




No me gusta el presente. Así que he decidido vivirlo en el futuro. Voy a hacer un viaje interespacial. Sí, esos que están tan de moda ahora. El tiempo es relativo y me han asegurado que un día ahí arriba equivale a un año aquí abajo. Me iré dos meses. Cuando vuelva me habré ahorrado sesenta años. Muchos habrán muerto, y sé que sufriré, pero me queda el consuelo de que entre ellos estarás tú. Es una forma de "asesinato" bastante peculiar, lo reconozco, pero no me queda otra. O tú o yo. 
Cuando vuelva a la tierra observaré el cielo nocturno, escogeré un grupo de estrellas y les pondré nombre. El tuyo no estará entre ellos. Ellas me guiarán. Cuando haya disfrutado el tiempo justo sin ti, cuando mi pelo esté lo suficientemente alborotado, y mi cuerpo convenientemente relajado, entonces sí, es cuando pensaré en bajar al infierno, ese que es tan diferente del que diseñaste para mí, y allí ya sin miedo, podré observar tu cara de zopenco y sonreír tranquila. 


Relato seleccionado para la antología del Concurso de microrrelatos de Maricastaña


jueves, 27 de octubre de 2016

RELATO POR ENTREGAS


MUERTES COLATERALES
CAPÍTULO 3

*        *        *

Mi mujer está cada vez más nerviosa. Ya he dicho que casi me lo esperaba. Sus antecedentes en trastornos mentales son tan largos como la Biblia. Depresión, ataques de pánico, alucinaciones, paranoias, etc. La intento tranquilizar, diciéndole que no pasa nada, que son asesinatos seriales, que se han producido por algún motivo, que ella seguramente no encaja en el perfil de la mente del criminal. Esto la ha puesto furiosa, ¿cómo se yo eso? ¿Cómo sé que no la van a matar a ella? Miriam también era una persona normal. No puedo con ella, no tengo intención de matarla, pero como siga así, voy a tener que introducir algo innovador en todo este espectáculo, que por otra parte, no es ningún plan preestablecido ni mucho menos. Esas mujeres murieron porque eran tóxicas. Fue Miriam la que comenzó amenazándome cuando me vio un día conversar con Eli, una de las prostitutas. Tuve que matarla. Luego Eli se encaprichó conmigo y acabó también del mismo modo. Finalmente el asesinato de Cris fue circunstancial, ya que era la mejor amiga de Eli, y solo tuvo que atar unos cuantos cabos para acusarme directamente de las muertes. Las notas eran avisos para navegantes.



Hoy me ha ocurrido algo espeluznante, horrible, paranormal. Cuando acudía con mi coche a mi trabajo, como cada día, he pasado al lado de una chica que al principio me ha parecido ser una conocida más. Pero al acercarme a la acera y mirarla bien me he dado cuenta de que era Eli. La misma minifalda rosa, el top blanco, tez morena, gafas de sol. Me ha sonreído. No puede ser, yo la maté con mis propias manos. Luego he ido a una gasolinera, pensando que había sido mi imaginación traicionera, y he entrado a comprar unos chicles a la tienda. ¿Y quién estaba allí? ¡Eli! otra vez, comprando unas galletas. Se ha acercado a mí y me ha dicho en un susurro: "la próxima vez asegúrate bien de lo que haces". Esto no puede ser. He echado a correr y al coger el coche, casi pillo a un hombre que pasaba a surtir su coche de gasolina.

Capítulo anterior                                                                      Capítulo posterior


miércoles, 26 de octubre de 2016


RELATO SELECCIONADO EN EL VII CONCURSO LITERARIO CANYADA D´ART 2016

Hoy he tenido la alegría de recibir la antología del VII Concurso Literario organizado por Canyada d´Art. Mi relato fue seleccionado, junto con otros 79 (de 608 recibidos de diferentes partes del mundo) para formar parte de este libro.

Muchas gracias a esta grupo de acción cultural de La Canyada (Valencia) por haber tenido en cuenta mi relato titulado Memorias de Porcelana.


lunes, 24 de octubre de 2016

MICRORRELATO


ANTES DE LA BATALLA



Ahora que ha llegado el momento. Ahora que el jefe supremo del ejército cartaginés ha conseguido reunir cuarenta mil hombres, entre los que me incluyo, y casi cuarenta elefantes. Ahora que podrá realizar su gran expedición a través de los Pirineos y los Alpes, y saciar su odio aprendido y acumulado contra los romanos. Ahora, mi querida compañera, es cuando las fuerzas me fallan. Es cuando luchar se ha convertido en zozobra. Soy un hombre atormentado.
Es incomprensible cualquier guerra, cuando mi único amor no está en la tierra por la que lucharé, no está en conquistar el mundo, sino en una vivienda humilde, pero acogedora. En la piel suave de una mujer, no en la rudeza de las contiendas.
Cuando el frío y el desfallecimiento se apoderen de mí, miraré hacia atrás y creeré vislumbrar una ciudad. Sentiré estar en tu lecho, mientras unos brazos me acunen y unos labios me susurren: "Has vuelto a Qart Hadasht". Y entonces, convertido en una nueva apariencia, soñaré pisar el suelo junto a ti, cartagenera, mientras el viento traiga el murmullo de una antigua batalla, y el grito de un genio que no sabrá mantener su victoria.


domingo, 23 de octubre de 2016

PIXAR


PIXAR: UNA FÁBRICA DE HACER JOYAS

Hace unos años, el hecho de ir al cine con los niños parecía un trámite que había que pasar para que ellos pasaran un buen rato o, en todo caso, para ver una película de Walt Disney, que a muchos adultos no gustaban por ser "demasiado para niños". Desde hace casi veinte años gracias a Pixar, estudio cinematográfico de animación, ir al cine a ver una película de dibujos puede ser un deleite, e incluso un disfrute igual o superior que para el pequeño de al lado.

Pixar comenzó su andadura con un largometraje inolvidable como fue Toy Story (1995). Las aventuras de los muñecos de un niño cuando nadie los ve, fue una auténtica revolución. Ya, con esta historia, nos dimos cuenta de cual era su secreto: hacer películas para niños, pero de manera que los adultos también lo gozaran. Haciendo guiños o creando situaciones que, quizás los niños no entendieran o pasaran por alto, pero que producían en los mayores sonrisas e incluso pequeños arañazos en el corazón. ¿Quién no se ha emocionado con los primeros diez minutos de Up? El nacimiento y vida de un matrimonio compuesto por dos seres geniales y aventureros hará que nuestra introducción en la película sea desde la tristeza. Una melancolía que seguramente no verán los pequeños, y que se quedarán simplemente con las peripecias de ese anciano, que hace volar su casa con globos, y las de su predispuesto y pequeño amigo. También serán auténticas maravillas Buscando a Nemo, ese pequeño y perdido pez payaso con una atrofiada aleta derecha, y Los increíbles, una familia que vuelve a recuperar la vitalidad cuando vuelve a su estado natural, es decir, la de ser superhéroes. Luego vendrían Ratatouille, la rata cocinera y WALL-E , esa emotiva historia de amor entre dos robots ambientada en un futuro en que la tierra ha sido asolada y abandonada por el ser humano, y sus andanzas para salvar el mundo y la naturaleza.

La última que he visto ha sido Inside out (Del revés) una película bastante compleja, si arrascamos un poco la superficie, en la que se muestra como funcionan los sentimientos de una niña y los distintos estadios por los que pasa (tristeza, ira, alegría, miedo y asco). Estas emociones, que están representadas por distintos personajes, tienen la misión de orientarla por la vida.


Pixar tiene 17 películas en su haber. No todas de la misma calidad por supuesto. He mencionado las que a mí mas me han gustado (seguro que me dejo más de una en el tintero). Aconsejaría al que no ha visto películas de Pixar todavía, que no se deje llevar por los prejuicios y se embarque en estas aventuras que seguro no le dejarán indiferente. Las películas de Pixar tienen la formula secreta para encogerte el corazón o para provocarte una carcajada. Todo ello fruto de la genialidad de los grandes creadores que están detrás de todas estas historias.


jueves, 20 de octubre de 2016

RELATO POR ENTREGAS


MUERTES COLATERALES
CAPÍTULO 2

Solíamos ir al cine, a hacer las compras, a comprarnos los pocos vicios que nuestra situación nos podía proporcionar.
Recuerdo que solía venir a cenar a casa con su marido, César, que era, y es, un ser adorable por el que sentías simpatía a primera vista. Mi marido y él enseguida congeniaron, ya que también tenían cosas en común, como el tenis. Solían acudir dos veces por semana al polideportivo a jugar con otros conocidos. Miriam era una persona entrañable. Y ahora está muerta. Y no me lo puedo quitar de la cabeza. Desapareció como el humo, en plena luz del día, y apareció esa misma noche muerta en el bosque. Estoy desolada.
¿Y las otras dos mujeres? Parece ser que eran dos chicas que hacían la calle, pero eso no quiere decir nada. Nadie merece morir de una manera así. ¿Quién es el desalmado, y qué pretende? Dejar a las tres mujeres en el mismo municipio y en el mismo exactísimo lugar es algo que no tiene sentido. Puede jugar en su contra. Y sin embargo lo ha hecho. El cerco parece que se estrecha, y todo el mundo apunta ya a un vecino de la localidad. Estamos hablando de tres mil habitantes, un pueblo pequeño. No puedo salir de casa sola, aunque sea de día, tengo que salir acompañada de mi marido constantemente. Me he vuelto una paranoica. He vuelto al psiquiatra. Hacía años que no lo hacía, pero esto ha vuelto a despertar eso que está latente dentro de mí, y que situaciones estresantes como esta lo desatan.



Menos mal que tengo a Antonio a mi lado. Sería insufrible pasar las noches sola en esta casa. Cuando va a trabajar, no tengo más remedio, y el tiempo se hace eterno.
No hago más que escuchar ruidos por todos los lados, y sé que son fruto de mi imaginación, pero para mí son tan reales. Incluso he llegado a pensar que los objetos cambian de sitio. Dejo el mando a distancia en un lado y aparece en el otro. Mi imaginación se ha desbocado. Cada media hora exacta, miro debajo de todas las camas de mi casa hasta tres veces para asegurarme. Abro todos los armarios y los dejos así casi todo el día, así puedo ir repasándolos poco a poco y, comprobar que nada y nadie, se encuentra dentro.
Cuando vuelve a Antonio de trabajar, me relajo completamente y puedo llorar hasta hartarme.
*        *        *

Capítulo anterior                                                                Capítulo posterior


RECOMENDACIÓN LIBRO: PÁJAROS EN LA BOCA

PÁJAROS EN LA BOCA (2009)
Samanta Schweblin

Samanta Schweblin es una joven escritora argentina de cuentos. Obtuvo el premio Internacional Narrativa Breve Ribera del Duero en 2015 por su libro Siete casas vacías. Es de las escritoras más audaces y originales que he leído en mucho tiempo. Sus relatos son trozos de vida, sin contexto alguno, personajes de todo tipo ubicados en las más variopintas situaciones. Schweblin afila su pluma para retratarles con pocos detalles, y crear una atmósfera de lo más inquietante, con un lenguaje sencillo y directo. Los cuentos que se narran en este libro están poblados por personas al borde de si mismas.

Circunstancias surrealistas, en medio de una supuesta normalidad, que provocan desasosiego por su inverosimilitud pero que tienen la misión de contarnos algo más. El influjo de Kafka está muy presente.
También la fantasía, con esencias de realismo mágico, se cuela para imbuirnos en narraciones incluso poéticas como Hacia la alegre civilización que tiene un final espléndido, y también la critica más devastadora y soterrada por medio de la violencia en los cuentos Cabezas sobre el asfalto o La pesada valija de Benavides, con una exposición macabra de la muerte. Una escritora muy a tener en cuenta.

Los quince cuentos que contiene se concentran en 180 páginas y son los siguientes:
Bajo Tierra tierra
Cabezas contra el asfalto
Conservas
El cavador
El hombre sirena
En la estepa
Irman
La furia de las pestes
La medida de las cosas
Mariposas
Mi hermano Walter
Pájaros en la boca
Papá Noel duerme en casa
Perdiendo velocidad
Ultima vuelta

  

miércoles, 19 de octubre de 2016

MICRORRELATO


DESHUMANIZACIÓN



Empezamos con la presentación. Uno a uno nos levantábamos, hacíamos un breve resumen de nuestra vida, y nos volvíamos a sentar. Enseguida noté algo en ese chico. Pequeño, narigudo y asimétrico. Brazos extremadamente largos, piernas excesivamente cortas. "Mi nombre terrícola es Manuel. Vengo de una galaxia que está a cien años luz de esta. Mi misión es equilibrar el sistema. Un desorden en un planeta podría poner en riesgo el universo entero". Yo nunca me había encontrado con una fase tan avanzada de locura, y  parece que el psicólogo tampoco, ya que se movía agitado en su silla mientras él seguía con su perorata. Cuando terminó aplaudimos sin saber por qué. El psicólogo, falto de recursos, fue en busca de algo o de alguien. Manuel se puso a andar sin incitarnos a nada. Le seguimos. Una vez fuera nos habló: "Bien, hay que revertir el proceso de humanización. Empíricamente ha sido un fracaso. Los primeros serán ustedes, los inadaptados, los menos intoxicados, nuestros valientes."

martes, 18 de octubre de 2016


SELECCIONADA PARA LA ANTOLOGÍA DE RELATOS BREVES "TONO ESCOBEDO" EN EL IV CONCURSO DEDICADO A LOS COLORES DEL ARCO IRIS. 

Me encanta aparecer en ciertas antologías, como es en este caso. El año pasado tuve la suerte de quedar primer accésit en el concurso organizado por Defoto Libros dedicado a las siete virtudes de la humanidad. Yo escogí la humildad. Esto me dio la excusa perfecta para ir a recoger el premio en un viaje relámpago hasta Valencia y poder conocer la ciudad.

He de decir que la organización fue estupenda. Empezando por el entorno, el monasterio de Santa María de Puig. Una banda de música nos deleitó y animó con unas canciones muy bien escogidas y terminamos recorriendo el museo de la imprenta Guttemberg, de los más importantes de Europa.

En la entrada estaban expuestos todos los relatos que habían sido premiados. He de decir que tengo un grato recuerdo de aquel día. A mí me encanta cuando alguien tiene el detalle de leerme, pero si ya si les gusta y me dan un premio (aunque no sea monetario, ya que no es esto lo que me impulsa) no puedo más que agradecerlo enormemente.

Esta vez he sido seleccionada, pero siento el mismo agradecimiento. En este caso  había que escoger entre los siete colores del Arco iris. Yo elegí el Azul.


En este enlace se pueden ver tanto los premiados como los seleccionados.


lunes, 17 de octubre de 2016

MICRORRELATO

PERSONAJE DE NOVELA NEGRA EN CRISIS


Un bar en la esquina, un cigarro, un sombrero y el gabán. Pronto un secundario me dará un golpe en la cabeza que me sumirá en la negrura y que será una segundo aviso para navegantes. Harto de vivir al límite, mandaré a la mierda la reunión de Alcohólicos Anónimos y pediré una botella de güisqui a mi colega, el barman. Maldiciéndome por escoger casos escabrosos en los que siempre me involucro sentimentalmente, me acostaré con una mujer solitaria y con cicatrices en el inmundo hotel donde me hospedo. Al final el pibón que se ha enamorado de mí, en realidad más mala que un demonio, me arreará un sopapo y después me besará, víctima de la indecisión entre el amor y la ambición. El jefe de la banda nos sorprenderá y dibujará una estúpida e irónica sonrisa mientras empuña una pistola. Ella morirá al interponerse entre los dos, en un acto de redención sublime que me dejará a la deriva hasta el próximo caso que comenzará, como no, con la llamada de una voz sensual de mujer.

sábado, 15 de octubre de 2016

RELATO POR ENTREGAS

MUERTES COLATERALES

CAPÍTULO I


Mi mujer estaba cada vez más inquieta. Era algo natural, por otro lado. Tres asesinatos de mujeres en la misma localidad en el transcurso de un mes, no era algo habitual. Y tampoco la forma en la que habían sido encontradas.
A parte de los detalles físicos, que preferiré omitir en mi relato para no herir personalidades demasiado sensibles, los cuerpos siempre ocultaban una nota en alguna parte de su anatomía. Ya sé que están pensando que el asesino dejaría sus avisos en la manos de sus víctimas o incluso en la boca. Pero a veces,  los policías y forenses tenían que hacer grandes esfuerzos por encontrarlas. Como se imaginarán, esas notas querían decir algo, eran pistas por así decirlo. Habrán escuchado decir mil veces que todo crimen tiene un objetivo o un "móvil" dentro de la mente del asesino. Y este no iba a ser diferente.
Las mujeres eran dos prostitutas y una vecina del barrio. Tres personas jóvenes que rondaban los treinta años. No habían sido agredidas sexualmente, y la única señal de violencia era la herida mortal que les había producido un objeto contundente, romo, asestado con rotunda violencia sobre su cabeza.



Las tres habían sido encontradas en el bosque contiguo al barrio, adentrándose un poco desde la carretera nacional, aunque no había indicios de que el asesino quisiera que los cuerpos no se encontrasen. No en vano, ya hemos hablado de las notas que contenían. Estas notas aludían siempre a lo mismo. Eran notas vulgares, sin estilo, pero es que las amenazas o las advertencias no tienen porque ser elegantes. Solo sirven a un propósito: informar. Éstas decían más o menos lo siguiente: "el silencio es una virtud", "en boca cerrada no entran moscas". La última no recuerdo que decía, pero iba en la misma línea. Habían sido escritas a ordenador , con letra Times New Roman, la más habitual, tamaño catorce.
Había muy pocos indicios, y por lo tanto ninguna pista de quien podría ser el asesino, si bien se había decretado secreto de sumario.
Ahora es cuando se preguntan por qué, si se ha dado este hecho, conozco tantos detalles de los crímenes. Efectivamente, es lo que figuran, yo soy policía. Y el asesino.
*        *        *

Estoy desolada. Miriam era mi mejor amiga. Pasábamos juntas casi todas las tardes, ya que las dos éramos desempleadas, y no teníamos muchas cosas en qué gastar el tiempo.



RECOMENDACIÓN LIBRO: BAJO LOS MONTES DE KOLIMA


BAJO LOS MONTES DE KOLIMA
Lionel Davidson   

Lionel Davidson (1922-2009) es uno de los grandes escritores de thrillers de todos los tiempos y esta novela está considerada como la obra maestra del autor. Esto resulta mas que curioso teniendo en cuenta que es la primera vez que se publica en castellano (Salamandra black).
El autor nos transporta a uno de los lugares más inhóspitos y poco habitados del mundo, como es la tundra siberiana. Allí se desarrolla la mayor parte de la trama. El protagonista se trasladara hasta allí, no sin antes pasar por diferentes peripecias, para encontrar un centro de investigación clandestino después de haber recibido mensajes cifrados que requieren su presencia. El movimiento constante, el peligro que no cesa y el suspense hacen que no decaiga en ningún momento el ritmo de la novela. Porter, el protagonista, se enfrentará a diferentes enemigos, al clima y a las personas que le persiguen. El entorno está perfectamente descrito con gran conocimiento del lugar, de sus gentes, sus dialectos, sus tareas, su forma de actuar. Parece que el escritor hubiera vivido allí toda su vida y nos traslada esa sensación de forma magistral (se pasa mucho frío leyendo el libro).

En definitiva un gran libro de aventuras, con historia de amor incluida que no defraudara a los lectores del genero.

viernes, 14 de octubre de 2016

MICORRELATO


SOLO VOLAR


Me derrumbo pero me recompongo al instante. No hay lugar para los intermedios. Dejarse llevar por la inercia sería morir inevitablemente. La situación es aterradora. Lo que antes era azul y fluido, ahora es negro y viscoso. Intento construir un camino entre aquel infierno, que puede servir para los que vendrán después. Pero hay poca esperanza, la muerte reina en el ambiente. Intento echar a volar, pero es imposible con la materia pastosa adherida a mi cuerpo y a mis plumas.
Y a pocos metros el gran monstruo se ahoga, mientras no deja de escupir su mortal veneno.



Ganadora en el Certamen de Microrrelatos organizado por la revista 3Sesenta



jueves, 13 de octubre de 2016

FRANCIS BACON

EXPOSICIÓN TEMPORAL EN EL GUGGENHEIM DE BILBAO.
FRANCIS BACON: DE PICASSO A VELÁZQUEZ (hasta el 8 de enero de 2017)

FRANCIS BACON (1909-1992)


La última vez que visité el Gugegenheim de Bilbao fue para disfrutar de la estupenda exposición de David Hockney, un pintor  sobre todo de paisajes que inundaba las salas con sus pinturas coloristas, intensas, vivas, con caminos que nunca sabremos adonde conducían.
Esta vez ha sido para admirar la obra de Francis Bacon (1909-1992). Intuí durante la exposición que mucha gente no sabía como interpretar su obra. Y es difícil.

Bacon no representaba el cuerpo humano tal como se ve, sino su aura, sus sentimientos, su mundo interior. Es por eso que nos encontramos con personajes en torsiones imposibles, cuerpos en tensión, a medio acabar, en posturas extrañas. No es raro que pintara sobre todo retratos de amigos íntimos basados en fotografías, gente que conocía y de la cual podía extraer su esencia. Casi todas sus pinturas emanan un halo trágico de la existencia. Sus personajes están muchas veces atrapados en cajas o cubos donde parecen estar encerrados sin capacidad de escape. También tumbados en la cama (que es precisamente donde empieza y acaba la vida normalmente). El fondo no importa, normalmente suele ser un color neutro al que no le da importancia. Bacon no pinta lo que ve a primera vista sino lo que capta de la naturaleza humana. En sus pinturas destacan lo Tres estudios para figuras en la base de una Crucifixión o El Estudio del retrato del papa Inocencio X, retrato que admiraba profundamente porque conseguía transmitir de manera sublime el interior del personaje. También destaca el Estudio para un retrato de Van Gogh. En sus obras influyen artistas como Velázquez, el propio Van Gogh, Miguel Ángel, Picasso o Cézanne. Hizo también autorretratos en los que quería expresar su energía y sus ganas de superar las barreras y su incapacidad para hacerlo. Como el mismo decía: "Me gustaría que mis cuadros se vieran como si un ser humano hubiera pasado por ellos como un caracol, dejando un rastro de la presencia humana y de la memoria del pasado, igual que el caracol va dejando su baba"

martes, 11 de octubre de 2016

MICRORRELATO

ESTAFADOR DE HUMILDAD


Soy un hombre rico y poderoso. Cuando supe de la existencia de este concurso, me puse a buscar ansiosamente la humildad. Estaba dispuesto a pagar cualquier precio y demostrar que yo lo había logrado. Visité diferentes países, navegué por mares imposibles, fleté aviones privados, acudí a los más recónditos lugares en su busca. Repito, soy poderoso, quería ser uno de los pocos en conseguir la humildad. Por recomendación de una persona de fiar, al fin encontré a un hombre que la vendía en un local de mala muerte. La compré por una gran suma de dinero, pero con la condición de no abrir el cofrecito que la contenía, hasta que no llegara a mi casa. Pero, ¡cuál fue mi sorpresa! ¡La cajita no contenía nada! Había sido objeto de una estafa. ¡Yo que soy un hombre importante, había sido engañado vilmente! ¡Solo quería mostrar mi humildad a todo el mundo, demostrar que había dado con ella!
Para colmo se me están acabando las palabras para expresar mi indignación. Tendré que ponerme en contacto con la organización del concurso. Mi relato merece ser más largo. Estoy dispuesto a pagar las palabras que hagan falta.

Primer accésit en la categoría Humildad en el concurso "Las siete Virtudes de la Humildad" organizado por Defoto Libros.

lunes, 10 de octubre de 2016

RECOMENDACIÓN LIBRO: EL EXPRESO DE TOKIO


EL EXPRESO DE TOKIO
Seicho Matsumoto (1909-1992)

Aparecen asesinados los cadáveres de un funcionario y una camarera en una playa de la isla de Kyushu. Todo parece un suicidio, pero nada más lejos de la realidad.
Cuando uno lee esta novela, enseguida se percata de que no es una novela al uso, es decir, no está escrita por un occidental. Esta corta novela, que es como un puzzle milimétricamente diseñado, parece pertenecer a otra cultura. Por supuesto, está escrita por un japonés, el prolífico Seicho Matsumoto. Enseguida la maquinaria se pone en movimiento para resolver la trama. Un ejemplo de esto es la importancia que tienen los horarios de tren para aclarar muchos puntos (con esquemas, dibujos y mapas para una mejor comprensión). Los protagonistas parecen vivir solo para encontrar el culpable y solucionar el suceso en cuestión. Hay escaso espacio para lo sentimental. El caso es un mecanismo de relojería en que todas las piezas se ensamblan perfectamente. Y a ese ensamblaje es al que se dedicarán un viejo policía local Jutaro Torigai y el subinspector de la Policía Metropolitana de Tokio, Mihara, que se hará cargo de la investigación.
Creo que es una buena opción para leer otro tipo de novela negra. Como dice The New York Times Book Review en la contraportada del libro: Un maestro de la novela negra..., ¡los libros de Seicho Machumoto enseñan estrategia japonesa!
  

jueves, 6 de octubre de 2016

HISTORIAS VIAJERAS

Historias viajeras: Finalista segundo concurso de diarios de 'Nómadas'


En este enlace se puede escuchar el diario de viaje que quedó finalista en el segundo concurso de diarios de "Nómadas" de RTVE (botón play de color naranja arriba a la izquierda).


ATACAMA

Domingo, 3 de marzo de 1985.

Conmocionado aún por el golpe, acabo de consumir la última gota del elemento esencial en el desierto: el agua. Tres cantimploras en cuestión de horas. A partir de este momento, cada respiración, cada paso, cada movimiento desgastará mi cuerpo magullado. El sol ha trazado una curvatura hasta su cenit. Él y yo formamos una vertical siniestra, un juego de persecución que comenzó a las ocho horas. Al mediodía llega el auge en la partida. Atacama, precioso enemigo.
El coche se encontró a las siete horas, con un cambio de rasante inesperado, complicado accidente a 100 km/h, volando hacia el infinito, estampado contra la arena, y vuelco final. Algunas heridas leves. Insólito. Parece que han pasado dos años, y solo han sido cinco horas. Empiezo a contrarreloj mi lucha por la supervivencia.
Comienza a soplar el viento. En cuestión de minutos llega a ser huracanado. La arena me hace daño en su choque contra la piel. Cierro los ojos. Me hago una bola en el suelo, y espero que amaine. Al cabo de cinco minutos estoy semienterrado. Al cabo de otros cinco, el viento ha desaparecido. Florezco y me sacudo.
Observo el horizonte, algo azul grisáceo se balancea y me marea la vista. ¿Un oasis? No, alucinaciones. Ilusiones de un loco deshidratado. Son las dos de la tarde. Tengo comida en la mochila. No es conveniente, el cuerpo reclamaría el líquido complementario. Tengo sueño, quiero dormir, sin embargo mis piernas se mueven por inercia. Ya no soy capaz de dar órdenes a mi cerebro, no sé lo que las impulsa. Me sorprendo con la boca abierta y los ojos semicerrados. Intento cerrarla y abrirlos respectivamente. Noto la tensión en mi cara y las grietas que se forman al volver a la compostura. Son como los surcos del suelo de Atacama. Empieza mi simbiosis con el desierto.
El reloj se ha parado, pero deben de ser las cuatro de la tarde. El tiempo se agota. A partir de ahora la temperatura irá descendiendo hasta alcanzar una temperatura bajo cero. Inviable. Empiezo a dudar, un poco tarde, de este reto. Intento demostrarme algo a mí mismo que no le interesa a nadie. ¿Por qué lo hago?
Al principio un frescor reconfortante se adueña de mi cuerpo. Dura poco. Empieza el agarrotamiento de los músculos, y mi cabeza empieza a tiritar toda ella en un loco bamboleo. Me duele cada paso. Mis rodillas son como rocas graníticas. Flexión y estiramiento. Intento dar una zancada cada veinte segundos. ¿Qué quieres de mí, Atacama?
Unas luces me deslumbran. Me llevan en volandas. Un dialecto que no logro comprender. Un traqueteo que dura una eternidad.
Por la noche me encuentro en un hospital. Tubos, goteros y pinchazos. Mi cuerpo necesita un reinicio en profundidad. Sin embargo, a pesar del sufrimiento, de los golpes, del dolor, mi cerebro se encuentra en una inusitada lucidez. No has podido conmigo Atacama. Tengo que seguir la ruta trazada. Necesito llegar a Tierra de Fuego.

miércoles, 5 de octubre de 2016

RECOMENDACIÓN ESCRITOR: CARVER

RAYMOND CARVER (1938-1988)


¿Cómo escribir un buen relato que enganche, en el que aparentemente no pasa nada, pero pasa y mucho? Muy fácil, siendo Raymond Carver.
Este hombre, que intuyo que tuvo que vivir una vida muy intensa (él mismo fue alcohólico) era capaz de expresar con una economía de medios increíble, todo el universo que habita el alma humana.
Sus relatos habitados por parejas, alcohólicos, solitarios..., son mundos ordinarios poblados por fantasmas; detrás de la rutina está la desolación. Hay una tensión latente en todas y cada uno de sus historias. Cuando empiezas a leerlo estás esperando a que algo gravísimo ocurra, y a veces así es, pero pronto de das cuenta que lo que está pasando ya es un horror en sí mismo. Son los detalles los que hablan, los diálogos recurrentes y el aire lacónico que los envuelve. Es difícil narrar el silencio, lo que no se cuenta, y Carver lo logra.

De los tres libros de relatos que he leído de él : Catedral, ¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor? y Si me necesitas llámame, mi favorito es Catedral.  Todos son relatos impresionantes. En él destacaría dos relatos: Parece una tontería y Catedral. El primero es una tragedia de una pareja que pierde a su hijo y el segundo trata de la relación que se establece entre el protagonista y un ciego. Ambas tienen unos finales increíbles. No todo tienen que ser giros finales imposibles. Catedral, en concreto, tiene uno de los finales más bonitos que he leído en mucho tiempo. 

martes, 4 de octubre de 2016

MICRORRELATO


HARTO

Una vida de insultos, golpes inesperados, comida apestosa... Recordaba cuando se acercaba en busca de una caricia sosegada, una sonrisa alentadora. A ese individuo le había salvado de una muerte segura, cuando borracho intentó pasar las vías del tren, y tuvo que tirar de él para que no lo arrollara la locomotora. La lealtad sumisa e incondicional no era suficiente para aquel tipo despojado de su humanidad. De hecho, vivía solo. Su familia se fue o huyó de aquella vida desgarrada.
Miraba el panorama de pie, por la ventana, una posición nada cómoda para él. Volvió a su postura natural y lo decidió. Aquel día le abandonaría. Se llevaría al gato. Esto era una temeridad, teniendo en cuenta su enemistad manifiesta, pero era incapaz de dejarlo solo. También había sufrido lo suyo. Iniciarían una vida callejera, insólita para ellos. Pero pronto surgiría el momento. Había nacido para ser fiel y leal a aquellos seres bípedos, simplemente habría que encontrar al adecuado.
Así se lo dio a entender al gato mientras atravesaban el bosque hacia una dirección desconocida. A pesar de hablar diferentes idiomas, el felino era inteligente y lo entendió perfectamente. Suspiró un "miau" como señal de asentimiento.

Primer finalista del Concurso de Microrrelatos Queridos Animales convocado por Letras con Arte.

domingo, 2 de octubre de 2016

RELATO CIFI




Este relato fue seleccionado para la antología de Ciencia Ficción Bajo la piel organizado por Carpa de Sueños


DEBUG

Me miré al espejo desnuda. Era una mujer espectacular: medidas perfectas, ni muy alta ni muy baja, larga melena rubia, y ojos color azul grisáceo que inspiraban una mirada angelical, la mayor parte de las veces. Aunque si así se deseaba, o las circunstancias lo requerían, podían ser ojos felinos dispuestos a traspasar y poner patas arriba la estructura interna de cualquiera.
Él me miró desde la cama con deseo, ¿o era curiosidad? ¿Podía ser amor? Nunca lo sabría a ciencia cierta. Ni siquiera en esos momentos íntimos que pasábamos juntos. Yo había llegado un día a finales de febrero, después de que alguien me metiera en un cuartucho, pequeño y maloliente. Allí me dieron las instrucciones oportunas e incluso llegué a firmar un contrato, algo que nunca había hecho. Normalmente las cosas surgían en mi vida porque sí, de forma natural. Aún así mis recuerdos mas antiguos son borrosos. Pasé unos días en el hospital tras un ataque de pánico, o un ataque de epilepsia, mi memoria no puede distinguirlo.
Cuando llegué a la casa, no me esperaba aquello. Me habían informado de que tenía que ejercer de señora de compañía de un hombre que era muy rico. Lo que no me esperaba era a aquel joven tan atractivo y atento. Era un hombre que se desenvolvía bien en todos los aspectos, y hacíamos una pareja maravillosa. Nunca quise saber nada de su pasado, ni él sobre el mío. Solo vivíamos el presente. Hacíamos la vida de una pareja normal. Nos levantábamos, él se iba a su trabajo, yo me quedaba en casa a hacer tareas del hogar y, cuando volvía, cenábamos y hacíamos el amor.
Pero yo no lograba quedarme embarazada, que era el propósito de todo aquello y cláusula crucial en el contrato. Fue cuando me hicieron un reconocimiento. Me metieron en una especie de consultorio y me durmieron. Pero algo salió mal, me desperté ligeramente en medio del examen, y vi algo estremecedor. Me habían abierto de arriba abajo hasta el abdomen. Se veían cables y tubos saliendo de mi cuerpo. Alguien se dio cuenta y me inyecto algo en el brazo.
Llegué a casa trastornada. No sabía si aquello había sido real o una horrorosa pesadilla. Entré en la habitación. En la cama, él yacía inmóvil. No respiraba. Intenté escuchar su corazón. Emitía sonidos eléctricos. Su mirada era inerte. De cintura para abajo no había nada. Alguien pasó por mi lado y me apartó de un empujón. Traía una nueva mitad para mi compañero.

sábado, 1 de octubre de 2016

RECOMENDACIÓN PELÍCULA

SHAME (VERGÜENZA)
Steve Mcqueen, 2011

Dependiendo del estado de ánimo con el que se vea una película, uno la asimila de una manera u otra. Si esa película habla de sentimientos como la soledad, la amargura y la inadaptación, nos puede dejar bastante tocados, si ya de por sí lo estábamos un poco antes de verla. Esto es lo que sucede con Shame, una obra maestra del director Steve Mcqueen (sí, se llama como el legendario actor).
En ella nos muestra a un individuo aparentemente normal con un buen trabajo, pero en el que intuimos ya desde el principio, una especie de obsesión enfermiza por el sexo, una adicción que ejercita cada vez que puede con mujeres que se va encontrando por el camino. A pesar de todo, él parece controlar sus emociones con calculada serenidad. Todo se desmorona cuando su alocada hermana viene a pasar unos días con él. Esto hará que el mundo de él comience a tambalearse y florezca el verdadero y atormentado interior de Brandon (el protagonista) haciéndonos ver que detrás de esa coraza de perfección se esconde un hombre solo, perdido, y angustiado.
Hay escenas buenísimas como la del Carey Mulligan cantando en un bar una triste versión del New York, New York, un hombre bajo la lluvia, un hombre corriendo por las calles de la ciudad..., primeros planos, travellings le sirven al director para mostrarnos todos los recovecos de estos personajes en numerosas escenas que es mejor no desvelar. Todo ello con una formidable banda sonora que adorna perfectamente los momentos de silencio.
Mención aparte merece la interpretación del atractivo y genial actor Michael Fassbender en el papel protagonista. Es capaz de enseñarnos, a veces tan solo con la mirada, las sensaciones de un hombre que vive en un infierno, en un callejón sin salida, en una vida que no sabe como vivirla.

Después de verla te quedas en una especie de hipnosis durante unos días. No sales igual que como entraste en ella.